INGRESAR o REGISTRARSE
X
PARA APLICAR AL DESCUENTO
Continuar con Gmail
USAR O CREAR CUENTA LOOP
Ingresar
¿Olvidó su contraseña?

Registrarme
Enviar
Enviar
Regresar

En Agosto

PUBLICADO
20
JUN
2008
En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de hablar con Carlos Reyes uno de los realizadores del cortometraje animado "EN AGOSTO" quien nos habló de su experiencia durante esta producción de 3 años.
Compartir

¿Que estudios has realizado?

 

Estudié en la Universidad Javeriana Artes Visuales con énfasis Audiovisual.

 

¿Cuanto tiempo llevas incursionando en el mundo de la animación?

Ocho (8) años comenzando con EPACTA animación en 2D, realizada en la universidad en el año 2000 junto con Carlos Osuna. Era la primera vez que me acercaba a éste campo; luego me vinculé a “La escalera" (corto de Andrés Barrientos) haciendo dibujos animados y ayudando en algunos fondos; por último llegué a “EN AGOSTO”, donde pude vincular lo que siempre he tenido presente en mi trabajo, hacer animación con un alto sentido pictórico.

 

¿Hacía donde has proyectado tu carrera? ¿cuál ha sido tu visión frente a los trabajos que desarrollas?

Siempre he querido contar historias, poder convertirme en una voz centrándome en el trabajo de guión, de hecho eso dio paso a mi primer acercamiento al cine a través del desarrollo de guiones. A partir de eso comencé a trabajar en cortometrajes de imagen real, sin entrar mucho a la animación.

El acercamiento inicial que tuve con el cine fue por medio de la animación pues esta sirvió de puente entre mi pasión por la pintura y la imagen en movimiento. Era como estar en dos mundos... hasta que mi enfoque dio un giro rotundo y abandoné la pintura, aunque no se puede negar que gracias a la ella tengo una visión muy plástica en cada cosa que hago.

 

¿Donde Conociste a Andrés?

En una clase de dibujo en la universidad, sin embargo nunca nos habíamos planteado hacer animación juntos sólo nos enfocábamos en la ilustración y la pintura. El trabajo vino después de mucho tiempo de amigos además de jugar con historias a través de “cadáveres exquisitos” o simples historias de cafetería.

 

¿Cómo es el trabajo con Andrés, cómo se complementan dentro de una realización?

Andrés es una persona sumamente organizada y metódica además de poseer una enorme capacidad para organizar gran cantidad de cosas en su cabeza, y en esto consiste de alguna manera la animación: es como un rodaje en cámara lenta, todo lo que pasa no entra en la totalidad de la perspectiva sino hasta que se arma toda una estructura y mucho después sabes que está pasando. Andrés tiene esa capacidad de síntesis. Es una gran virtud.

Entre los dos siempre buscamos llegar a un consenso, es más, llegó un momento donde las funciones tuvieron que ser divididas pues había bastante trabajo, sobretodo, por el tipo de animación que escogimos pues dista mucho de ser cartoon, es más bien de corte real, donde el color es orgánico, los fondos son pintados a mano y los efectos especiales en 3D los tratamos de tal modo que se vieran en 2D.

 

¿Que ideologías intentaron plasmar con mayor claridad dentro del desarrollo del corto?

Inicialmente cuando desarrollamos las primeras ideas, no hubo nada porque lo que teníamos en mente era más cercano al videoarte, era una historia en imágenes, pero durante el proceso todo fue transformándose a medida que íbamos encontrando los personajes de la historia. Hablando desde una perspectiva actual En Agosto tiene una tendencia “ecologista”, el hecho de que Bogotá, que está a más de 2600 metros, esté inundada indica un extremo donde media humanidad estaría sumergida. Las causas de la inundación pueden ser muchas no necesariamente por calentamiento global (dentro de la historia) pero es una posibilidad que queda abierta. Es claro dentro del cortometraje la noción de Fin del Mundo desde una óptica apocalíptica que también puede dar pie a múltiples lecturas.

 

¿Hay identificación con algunos de los personajes o con alguna parte de la película?

Varios de los personajes fueron basados en personas reales, en familiares y amigos que sirvieron para poder imprimirle carácter a la animación de los protagonistas. Todas las referencias como los objetos personales, las casas y todo el entorno están apoyados en un trabajo intenso de investigación. Varios de los objetos plasmados pertenecen a personas reales. Por otro lado queríamos desarrollar una visión futurista de Bogotá, ¿Cómo sería Bogotá en el futuro? Y más si está inundada. Inicialmente nos planteamos las alternativas de transporte en Bogotá dentro de 100 años donde surgió uno de los cuadros: un Renault 4 sirviendo de lancha y luego siguiendo la misma lógica en un plano siguiente, el Transmilenio no usaría ruedas sino que sería “adaptado” a la criolla para ser una especie exótica de monorriel.

 

¿Con que palabras se puede definir a los personajes principales?

Pedro: Esperanza (él espera que la profecía no se cumpla... es un hombre anciano sin nada que perder pero igual aún con muchas ganas de vivir)

Verónica: Resignación (sabe que no puede hacer nada simplemente acepta los acontecimientos mediante una sencilla ceremonia)

Nemqueteba: Luz (Llegó a convertirse en un maestro para los indios)

Isabel: Es una proyección de Nemqueteba en el futuro, (tiene la misma misión)

 

¿Hasta donde ha podido llegar el corto?

Festival de cine de Cartagena, luego fuimos admitidos en el festival de cine de huesca Espáña, después en el Festival Internacional de cine de Shanghai, posteriormente Festival de Cine Latino de New York y por último quedamos en Anima Mundi en Brasil; ahora viene en Agosto la premier en Bogotá.

 

¿Cómo defines el trabajo con tal producción?

El trabajo de animación en Colombia es muy difícil, por lo que Andrés y yo (Carlos Reyes) nos dedicábamos a otras cosas dentro del corto, en ningún momento nos podíamos detener solamente en la dirección, es decir, dependíamos de muchos factores como por ejemplo el problema de la intermitencia en los equipos de trabajo y los típicos problemas de presupuesto, sin embargo todo se fue solucionando a medida que pasaba el tiempo. El asunto del presupuesto se solucionó gracias a dos convocatorias: una con el FDC y otra con el Distrito con las que logramos solventar muchos gastos básicos para la producción. Otro aspecto bastante complicado al hacer animación en Colombia es conseguir animadores con la suficiente experiencia para desenvolverse solos, por lo cual aparte de hacer el trabajo normal es casi una necesidad el convertirse en un tutor, aunque nosotros no teníamos una formación en animación propiamente. Una ventaja que adquirimos unos meses después de haber empezado el proyecto, fue el contar con un productor (Daniel García, Día-Fragma Fábrica de Películas) es algo que era realmente indispensable y qué nos enfocó más en el proceso creativo.


¿Que técnicas se utilizaron en la realización del corto?

La película fue realizada mayoritariamente en 2D (animación tradicional), con algunos elementos en CGI (Imagen Generada por Computador) mayormente conocida en Latinoamérica como 3D. El 2D es una técnica dispendiosa, la realización implicó un poco menos de 6.000 dibujos para los personajes y alrededor de 1.000 más para los fondos; cada uno de los dibujos de personajes debió ser coloreado con instrucciones específicas (obviando el hecho de que debía seguirse una paleta de color) que le darían volumen y un “tratamiento artístico no plano”, incluso no se quería que el 3D se viera tan 3D, es decir, se le acercó a que parecieran dibujos, las texturas de los vehículos y objetos en 3D fueron realizadas de la misma manera en que se dibujaron todos los fondos y, posteriormente, se le añadieron a los bordes de los objetos en los renders finales líneas de dibujo creadas con plugins especiales para este tipo de casos. La composición digital compaginó las animaciones 2D con los fondos, así como la inclusión de texturas adicionales, humos, lluvias y demás efectos y adicionalmente unificó aún más el 3D con los fondos para hacerlo pertenecer al mismo universo de la película.

¿La voz de Pedro el personaje principal?

Es una voz profunda ―a pesar de estar algo desgastada― con un toque de belleza y fuerza, por eso una persona como Carlos Vega encajó perfectamente en lo que queríamos, pues aparte de tener la voz del personaje tenía acento típico Bogotano (cachaco).


¿La animación ya está en 35mm?

Si, inicialmente tuvimos problemas para llegar al formato requerido y guardar las proporciones, pero fue una experiencia muy enriquecedora.

 

¿Cuanto tiempo se implementó en la realización y/o desarrollo del corto?

Un año y medio haciéndolo de manera continua, seis meses antes con intervalos de tiempo. Sin embargo la historia se remonta desde hace 5 años atrás cuando comenzamos a visualizar qué queríamos haciendo pequeños dibujos de los cuadros principales.

 

¿Hasta donde quieren proyectar “EN AGOSTO”?

Tenemos planeado mandar el corto a unos 90 festivales durante dos años y por supuesto nos encantaría hacerle llegar una copia a algunos directores de animación importantes.

 

¿Hubo dificultades dentro de la realización del corto?

El Gran problema fue el presupuesto, este jamás estuvo hasta las dos convocatorias que ganamos, sin embargo no fue suficiente, por lo cual se realizaron dos fiestas para recoger fondos con lo que pudimos pagar el dibujante ( Javier Caparó) y el resto para la financiación del cortometraje. Otra ayuda definitiva fue trabajar con una empresa que se llama Oruga Animation Studios que entró en la Producción y con quienes tuvimos acceso para los equipos y la gente necesaria para terminar el proyecto.

 

¿porque la división y distribución del tiempo en el corto?

Inicialmente se tenían tres historias que tenían un orden cronológico, la primera era en el pasado antes de la conquista española, la segunda en el tiempo actual y la tercera en el futuro 100 o 200 años más adelante. Lo que se hizo inicialmente fue quitar la historia que hacía referencia al presente y se juntó el pasado con el futuro de tal modo que formáramos una sola línea, luego la articulamos haciéndola coherente.

 

¿Cómo fue el acercamiento a las leyendas entorno a Bogotá? ¿cuál fue la experiencia?

Siempre nos vimos interesados por esa cuestión, porque es algo que ya ni siquiera nos pertenece, es decir que lo que buscamos siempre fue una apropiación, tratamos de ejercer un rescate sin idealizaciones pero si volver a mirar atrás recordar la cultura.

 

Agradecimientos

Son tantas personas a las que hay que agradecer, sin las que todo esto hubiera sido imposible; incluyendo los agradecimientos que ya pusimos en los créditos finales del corto, quisiéramos agradecer de nuevo a Jaime Manrique, a nuestras familias, la familia Amaya, a todo el equipo de ORUGA ANIMATION STUDIOS, a la gente de DÍA-FRAGMA FÁBRICA DE PELÍCULAS, Ana María Roa, Ana María Abadía, Fidelia y especialmente a Gabriel Barrientos (q.e.p.d).

 

 

Entrevista por: Viviana Henao

angie.henao@loop.la

para mayor información visite:

www.aquiestausted.com

festival de cine de cartagena

Créditos:

Dirección: Andrés Reyes y Andrés Barrientose

bogotá en el pasado
Dibujando Bocetos del corto
Imagenes del corto
Imagenes corto
Verónica caminando por la ciudad
Una típica calle bogotana
Pedro en un cafe de la ciudad
Recibir mas información: