INGRESAR o REGISTRARSE
X
PARA APLICAR AL DESCUENTO
Continuar con Gmail
USAR O CREAR CUENTA LOOP
Ingresar
¿Olvidó su contraseña?

Registrarme
Enviar
Enviar
Regresar

La Grúa y

La Jirafa

PUBLICADO
26
SEP
2006
Array
(
    [titulo] => La Grúa y La Jirafa
    [contenido] => Array
        (
            [0] => Array
                (
                    [titulo] => 
                    [contenido] => 

Conocer su proceso y su realidad puede resultar interesante para nuestros jóvenes estudiantes latinoamericanos y una muestra de que si se puede, si se quiere.

¿La Grúa y la Jirafa es tu primera animación?

Vladimir Bellini: Si, es cierto eso. Es mi primera animación. Nunca había entrado en la animación antes.

Los que no conocemos Buenos Aires nos hacemos escasa idea del ambiente que impera para un animador en ciernes. Cuéntanos sobre ello.

Yo estoy en Remedios de Escalada. Un pueblo del Gran Buenos Aires que rodea a capital federal. Todo sucede en capital federal, por aquí hay algunos centros culturales, pero todo sucede allí en capital federal (Buenos Aires)  de acá a la capital hay unos 50 min. en ómnibus o colectivo (30 min. en tren) y allí en lo cultural hay de todo, por todos lados, hay que saber elegir, si no, te podes perder,  elegir que te gusta hacer y listo.

En cuanto a lo que es animación, no hay centros que se dediquen a la animación exclusivamente, pero si hay algunos, de a poco se le va dando más espacio a cortometrajes.

Aquí por suerte está saliendo gente bastante importante. Esta el caso de Juan Pablo Zaramella, que trabaja con plastilinas o stop motion. Y hace cosas increíbles.
Hizo "Viaje a Marte" y trabajos muy, muy premiados.

Zaramella es amigo de una amiga mía, yo lo saludo ocasionalmente pero no somos compinches ni nada, el último año nos vino a enseñar parte de su material a nuestra clase.

¿Hay apertura e intercambio de conocimientos entre los realizadores locales?

Claro que sí. Por medio de foros, en festivales, etc. No conocí alguien hasta ahora que trate de no decirme algún truco o como hacer algo, todos tratamos de contarnos todo y así aprender.

Ahora mismo una amiga ahora animadora, Lucila Las Heras (ganadora de mejor animación en el 20º festival de mar del plata) está en preproducción de su gigantesco proyecto stopmotion, (es amiga de Zaramella) y estamos siempre llamándonos para ver como hacer tal o cual cosa, y en cuanto puedo le ayudo. Para armar las armaduras de sus muñecos, o en la parte de sonido o por donde pueda, nos ayudamos.

¿Cuál es tu formación académica?

Estudié Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires. Es una de las muy, muy pocas universidades gratuitas junto con la de  la de Lanús y otras más. Terminé Imagen y Sonido el año pasado. “La Grúa y la Jirafa” es mi "tesis" por decirlo de alguna manera.

¿Alguna cátedra en especial que te haya marcado?

Sáenz Valiente influenció muchísimo, a tal punto de que yo entré sin conocer casi nada de animación y salí queriendo dedicar mi vida a hacer animaciones. Antes solo tenía en la cabeza el trabajar en sonido. Ojo, me sigue gustando el sonido, pero con la animación se cerró el círculo. Ahora puedo armar mis ideas desde la parte visual. No estaba muy enamorado de la ficción/documental.

Cuéntanos como nace "La Grúa y la Jirafa"

"La Grúa y la Jirafa" empezó como obligación de armar un proyecto animado para la cátedra de Sáenz Valiente y la materia de imagen y sonido. Al comienzo no sabía bien que era, pero lo bueno de Sáenz Valiente fue como reforzaba todo el tiempo que la animación tenia que nacer de una idea.

Eso fue muy bueno, y como casi todos los días  iba de casa a ciudad universitaria, adonde cursaba la carrera, siempre pasaba por la zona del puerto y siempre veía a las grúas.  Ahora, el colectivo que tomo para volver a casa, para por el zoológico.  Creo que eso no fue casualidad.  Creo que uní esas dos cosas, y lo primero que me puse fue a investigar, si alguien ya había trabajado con el tema. La cuestión es que apenas vi una imagen, me la imprimí y dije: Ya está, eso es esto.

La imagen es una foto de una compañía  suiza que se dedica a reparar barcos.
 
Yo ya tenía la idea en el colectivo cuando la pensé, pero cuando investigue que al dueño de esta compañía que repara barcos se le ocurrió pintar sus grúas como jirafas. Pensé: “Bueno, al menos no va a ser algo que la gente no pueda identificar…”

Había algo que me cerraba, desde todos lados. Y como también me interesó la cosa del puerto, de las despedidas, el comienzo fue: ¿Cómo una jirafa y una grúa no pueden enamorarse? ¿Por qué no? y así se fue dando la cosa.

Otra cosa que salió en la investigación fue una gran frase de un escritor español de 1900,
Gómez de la Serna, quien inventó un tipo de oración llamada “greguería”. La cosa es que es como un juego entre divertido y ocurrente y escribió una frase que me sirvió mucho (y la tenia pegada en la pared mientras animaba!)  "la jirafa es una grúa que come pasto".

A propósito ¿Cómo se conjuga en usted el amor por la literatura y lo audiovisual?

Sobre la literatura, creo que en casa siempre leímos y nos gustaba mucho leer. ¡Y nos sigue gustando!
Mi hermano recuerdo que siempre nos leía un capítulo de “La Isla del Tesoro” desde la cama. Somos 4 en casa, 3 chicos y una chica, y  los 3 hermanos dormíamos en una cama triple o camarote. Vernon (mi hermano mayor) dormía arriba de todo, y cada noche nos leía un capítulo de la isla del tesoro. ¡Era increíble, era esperar hasta la noche para que nos lo leyera! Lo que más me gusta es Salinger, Paul Auster, o Historias de Aventuras.

Como nací en el 80 y siempre en casa fuimos de computadoras, empezamos con la commodore 64 (vernon ya había empezado antes con la spectrum) y con mi primo, nos encantaban los juegos de aventuras gráficas, sobre todo de Lucas Arts (que antes era LucasFilm) cuando descubrimos el Monkey Island no lo podíamos creer. Era fascinante.

Aventuras, humor absurdo (en casa crecí viendo los videos vhs de mis padres, de todo Monthy Pitons!) y los gráficos, todo. Era hermoso. Creo que todo nació por ese lado.

Regresemos a Sáenz Valiente y el nacimiento de La Grúa y La Jirafa

Bueno cuando encontré eso de que "la jirafa es una grúa que come pasto", armé todo un demo-reel con todo esto, y algunos bocetos, y lo vió Sáenz Valiente y la gente de la cátedra y la idea fue aceptada. Sáenz aceptaba si la idea iba o no, y si no iba, había que trabajarla un poco más.  La cátedra cuando asistía él, era fascinante.

Solía repetir algunos contenidos, pero aunque mucha gente decía que era porque no se daba cuenta, para mí era porque quería reforzar algunas cuestiones muy, MUY importantes dentro de la animación como es el flameo (overlap, acciones superpuestas de las partes de un personaje animado) y cosas así.   Cada clase desde que se empezó con los proyectos finales eran entregas de material y de como iba yendo la cosa, correcciones y cosas así.  Fue muy importante la cátedra, no solo Sáenz Valiente sino Marlene, una señora brasilera con grandes consejos y Gonzalo también, grandes consejos me pudieron dar. Igualmente a los estudiantes que no querían cambiar su historia en el demo-reel, los profesores dejaban que la siguieras por ti mismo, dándote unas guías… Pero resultaron ser los trabajos más... mmm... flojos.

¿Seguían pautas comunes a la industria o cada cual asumía su propio formato de trabajo?

La idea de la cátedra era que uno se preparara a los parámetros de la industria. Pero claro, es muy necesario en la animación el ser un poco organizado, con las hojas de cámara/cuadros, seguir cronogramas, y todo eso. Como mi animación casi no posee sincros -salvo algunos bocinazos de los barcos- me fue bastante relajado el seguir esos parámetros y pude centrarme más en la parte de composición y animación

¿Cómo fue su proceso de trabajo?

En las clases vimos todos los pasos que se deben usar, e inclusive comencé haciendo pruebas con 2d clásico, a lápiz. Lo que mas me gusta del 2d es el lápiz, me encanta los colores, el olor, todo.. Y a lo que remite. Dibujitos con la leche: lápiz, etc... Todo un mundo bastante maravilloso.

"La Grúa y la Jirafa" igualmente comenzó en 2d digital y comencé haciendo directamente bocetos de lápiz con Newtek Aura (gran versión del V T Paint!) y de ahí fueron quedando, luego en otra capa fui pintando encima, todo a mano. Mi mayor preocupación era llegar a terminar la animación.

Porque, aunque seguí la animación fuera de cátedra, para ese entonces sólo era una animación de final de materia, y tenia que terminarla, para poder aprobar todo. Igualmente, en la cátedra pedían un mínimo de 1 minuto de animación. La mayoría trabajó con animaciones de un minuto, minuto y medio.

Yo me fui a 3 minutos y al comienzo pensé que no había problemas. Pero las últimas semanas fueron... ua! arduas. Los únicos trabajos largos (individuales) eran el mío y el de un compañero que quería hacer una especie de videoclip de un tango que duraba aprox. 2´ 50”. Y para ser primera animación, sólo, y tenia 1 mes de preproducción y 3 de producción y post. Creo que llegué raspando. Igualmente entregué algunos planos sin coloreo, y por eso me pusieron un ocho en lugar de una nota más alta.

Lo más difícil como corto de una materia final universitaria, fue llegar a la entrega. Pero lo más difícil sacando eso, para mi, fue el tener que ir reconociendo todos los movimientos, de que manera los quería y no quería que fueran, ser fiel a la historia ante toda corrección (de planos, timing, etc), así qué descubrir el cronómetro para timing fue esencial, y aprender un programa medio complejo como es el Aura.

¿Cómo trabajas el timing?

Conseguí un cronómetro para controlar el timing de los movimientos, cuantos segundos y cuadros se mueve tal parte, o caminan tanto tiempo. Lo que tenia que ir haciendo, era actuar cada movimiento de la grúa o la jirafa, con la mano, el cuerpo, el cuello, etc., y tomarme tiempos. Y como el cronómetro tiene una opción para controlar vueltas (en realidad es para corredores, no tiene Timecode, sino HHMMSS) y yo en lugar de separar vueltas, separaba movimientos.

¿Algún recuerdo especial del maestro Sáenz Valiente?

Un buen consejo que me dio Sáenz y que me sirvió muchísimo, “no cerrar el día de trabajo con una secuencia terminada”.  Porque cuesta muchísimo volver a sentarse. Así que se debe terminar el día, con una secuencia por la mitad. Porque la fuerza de querer cerrarlo casi te obliga a sentarte para seguir al otro día. Parece una tontería, pero creo que sin eso no hubiera llegado a fin de año.

¿Por qué escogiste el AURA como herramienta de trabajo para realizar tu corto?

Me encanta el 2d digital.  La cosa del 2d digital es que trabaja igual que el 2d, sólo que no se tiene que gastar papel (eso ya de por si es algo bueno), y es muy rápido para borrar o muy práctico para trabajar con capas. Y el 2d es lo que más me gusta, creo que por poder ver el trazo de la persona que creo eso. Me encanta la animación que uno puede leer los trazos, la parte humana.  Es como Dr. Katz cuando tiembla, o Creature Comforts cuando el diálogo es interrumpido por toses o acciones naturales que me parece perfecto que dejen todo tal cual la persona habló.

El Aura es fantástico para dibujo 2d digital, puedes empezar el proyecto ahí y terminarlo ahí, sin intermediar con ningún otro software. Ahora el VT Paint animation que es la última versión del VT paint (el Aura es la versión 6 del VT paint, luego viene el Mirage es la v7 y este VT paint animation es la 8) viene con unas cuantas buenas mejoras... Aunque no lo pude probar a fondo todavía. El único tema del Aura es el sonido, pero bueno, no hay ningún nivel de edición de sonido en aura, solo importar exportar y correr en la timeline, nada más.

Me parece que eso es lo bueno de la animación. Uno puede hacer cosas únicamente con una computadora, una tableta, y una buena idea o una idea de la cual uno esta enamorado.

Ambas cosas creo que no se separan, creo que la humanidad de las huellas de la plastilina tanto como el comportamiento del personaje es muy importante. Y es lo que más valoro. No creo importante que la técnica sea perfecta, o que halla que "saber" dibujar. Sino mirá a Don Hertzfeldt. Hace animaciones con palotes, pero tiene buenas ideas, y sabe animar.

Creo que esta el mito ese dando vueltas por la cabeza de todos, de que animar es saber dibujar, o esta bastante relacionado con saber dibujar bien y no tiene nada que ver.

Las pruebas están ahí, Don Hertzfeldt y yo, je j eje.

Háblanos de tus influencias en animación.

Me gusta mucho los productos honestos. Como Dr. Katz, Creature Comforts
cualquier producto que se vea algo humano detrás, y que te emocione sinceramente
O cuando uno ve las películas de Miyasaki, o los personajes que crea.

Hay un animador japonés que la verdad me parece increíble como trabaja, las historias, los silencios. Todo. Se llama Shigeru Tamura. Lo conocí acá por Locomotion (ahora no existe más ese canal) con "Phantasmagoria". Es increíble. Imaginó un mundo hermoso. Y te lo muestra en capítulos de 5 minutos. Y la obra se ve media pixelada, pero es que es así… y los dibujos son muy simples, al igual que la trama. Pero tiene una atmósfera... tan... uno se deja llevar sin ningún problema, y quiere que nunca se acabe.

¿En tu caso, te consideras más realizador de películas animadas que animador solitario?

No sé cuales son bien las diferencias entre animador y realizador... creo que un animador debe hacer todos los pasos. Eso seria lo mejor. Pensar la idea, dibujarla, animarla, todo. Eso creo que es lo que hago.

No se como se llamaría, pero es lo que mas me gusta hacer. Pensar ideas de las cuales me enamoro, dibujarla (¡¡mil veces!!), animarla, armar la música con mi padre, y que lo pueda ver la gente.

A propósito de tu padre, ¿Qué papel ha jugado tu familia, novia y amigos en todo este proceso?

Fue de mucha ayuda mi compañera / novia Ana. Ella me ayudó muchísimo en ese entonces y me sigue ayudando...!

Lo mejor fue cuando mi padre se ofreció para armar la música.  Él es músico desde hace mucho, mucho, tiempo, tiene grandes estudios, pero nunca se dedicó a vivir de eso por otros temas. La cosa es que cuando lo escuché mientras él tocaba mientras veía la animación, fue increíble.  Y la primera vez que lo pude ver terminado, pues se me escaparon un buen par de lagrimones.

Mi familia me ayudó muco en esto. Creo que si, creo que el nivel de formación cultural que me dió mi familia en mi crecimiento, fue totalmente esencial.

¿La animación representa para usted un medio de vida o un medio de expresión artística
   personal?

¡Por ahora es un medio de expresión artística personal, pero no tengo ningún problema con que con el tiempo, se vuelva un medio de vida!  ¡Ojalá que así sea...!

Me acuerdo cuando en el último BAFICI pude ver a Paul Driessen y contaba como iba de festival a festival presentando sus cosas, y como fue animando primero y después con todo el rollo con la National Filmboard of Canada. Bueno, que bien que le fue en todo, que puede hacer sus animaciones, vivir de eso, y viajar por el mundo con eso.

Creo que me encantaría desarrollarme como animador. Pero el campo laboral aquí es casi puramente Flash en 2d, o sino es 3d. Así que no veo algún hueco para mí allí. Y no es que tenga algo contra el Flash, pero la idea del rayón, el dedo en la plastilina, y demás no veo que vaya muy de la mano del vectorizado… y no me siento para nada como en el mundo donde uno tira una línea y automáticamente el Flash tiene la opción de "emprolijarla", (suavizarla, realzarla)  mmm… no me gusta para nada.

Así que si sigo enviando a festivales, y llega a haber un mayor reconocimiento en La Grúa y La Jirafa y futuras animaciones, creo que puede llegar a vivirse más o menos tirando, con los premios internacionales.

Cuéntenos acerca de esta experiencia suya con los festivales.

Todo el gasto de promoción, envíos… todo está a cargo mío y de la ayuda que a veces pueden darme mis padres cuando estoy sin dinero. Toda promoción hasta ahora fue así. Incluido gastos de envío, copias, posters, todo.

Y desde abril que terminé bien, bien la animación, hasta ahora, fue cuando empecé a enviar a festivales.

El primer festival que envié fue al de Mar del Plata (antes de que esté terminada) y como me dijeron que se podía enviar y que si entraba se podía seguir trabajando la animación, la envié, y la bocharon (rechazaron). Ese mismo día un amigo me contó que recibían material en el BAFICI,  y la misma copia que me bocharon (rechazaron)  y fui a buscar, la deje en el BAFICI. Y ahí entré, y me recibieron muy bien. Fue buenísimo porque el primer festival ya era uno importante. Y bueno de ahí en más, fue: casi todos los días, buscar festivales, armar sobres, copiar dvds, ir al correo, y así.

Y ahora, con el dinero de los premios, es como que es raro, porque entiendo que si sigo esforzándome, puedo vivir con esto.

¿Vivir de festivales?

Sobre todo cuando se paga en euros o dólares! Aquí 1 euro son 4 pesos, y 1 dolar 3 pesos. Es decir, que para un premio europeo simple que son unos 300 euros (como el de Microcurt) para mí fueron casi 1000 pesos. Y eso es un sueldo bastante bueno aquí en Argentina. Quiero decir, que me parece que si uno se esfuerza con esto de los festivales, se puede vivir haciendo animaciones.

No abundan en forma local, pero internacionalmente, hay bastantes que dan premios en metálico,  ¡Creo que es una buena manera de mantenerse y vivir!

Mandando sobres también uno va entendiendo como se manejan y las escalas de los festivales.  Están los chantas (vivos, como que no me parece muy bien que lo hagan) que te quieren cobrar, después están los gigantes como Toronto (que el problema que veo allí es que abundan buenas ideas, y le ponen el ojo a que la técnica sea mas que perfecta), y los medianos como puede ser Unifest de España, y los chicos locales en los chicos locales se ven cosas muy buenas. En el festival de Escobar pude descubrir animaciones muy honestas, y gente muy  buena. Claro que también hay algunas cosas que fallan bastante creo, pero bueno, hay de todo.

¿Cómo se la arregla  Bellini animador, entre premio y premio?

Trabajo pasando vhs a dvd, armando pistas de sonido para cantantes, o grabando sonido para cortos, o proyectos musicales/audiovisuales. Por ahora, con eso me iba manteniendo.
Por el lado de como se puede vivir en Argentina adaptándose,  encontramos una solución con dos amigos, (con los cuales tenemos un proyecto musical) que fue armar una productora de audio y en caso de que se presente un cliente audiovisual. Y hasta ahora con eso venimos también tirando bien. Pudimos conseguir un buen primer cliente, y eso nos abrió bastante las puertas. Nos llegó el comentario de que Unicef argentina y una organización "Mil Milenios de Paz" estaba por sacar un cd de música infantil.

La cosa es que armamos unas canciones, y les gustaron. Y bueno, nos encargaron el proyecto. Fue arduo también, pero yo estaba solamente como ingeniero de sonido y arreglador.

La composición fue a cargo de otro chico (Juan Allaria) y Emmanuel filomena se encargaba un poco de todo, también arreglador músico. Y bueno, tuvimos que hacer las canciones (las letras nos la daba Unicef, y fueron escritas por chicos de latinoamerica), grabarlas, mezclarlas, mastering, y encargarnos de las 2000 copias.  ¡Fue mucho esfuerzo!
Y con esto ahora salió la presentación en vivo en la Biblioteca Nacional del Disco, tocando las canciones (yo toco el bajo eléctrico y algo de piano) y bueno, salieron muchas ofertas para presentar esa música en otros festivales infantiles, o para grabar cosas.

Justamente ahora estamos terminando la música para una obra de teatro infantil a presentarse a fin de año. Esta quedando linda.

¿Qué sigue luego de "La Grúa y la Jirafa"?

Ya tengo una idea para la próxima animación. Una idea de la cual estoy muy enamorado. ¡Por suerte!

Y tiene que ver con aves y aviones de papel, un chico, y una chica. Esta medio en storyboard la cosa, pero me esta gustando. Hablé con Gonzalo (profesor de la cátedra de Sáenz Valiente) y le comenté algo, y le gustó, me dijo que no tenía ningún inconveniente en que le vaya enviando las novedades del proyecto. Así que eso es muy bueno para ambos.

Seguir bajo la tutela aunque Sáenz ya no este más acá.

¿Algún consejo para los jóvenes animadores como usted?

¿Consejos a jóvenes animadores?  ¡Yo me considero un joven animador! Esta es mi primera animación, así que lo que aconsejo es lean y dibujen y hagan cuanto puedan para seguir practicando, y busquen ideas de las cuales uno se enamore, de algún gesto de algún personaje, o cosas, y anoten todo. Y luego de a poco la cosa va decantando y va saliendo. Es mucho esfuerzo pero vale totalmente la pena y noches de dibujar y dibujar. ¡Y a la gente que no animó, le digo que se anime! que solo hay que entender que animar no es saber dibujar bien.

Cualquiera con algo de base y sobre todo una idea interesante puede armar una animación. Busquen ideas, están por ahí, hay que salir y buscarlas, nada mas que eso.

¡Y aunque sea un poco cursi, la verdad es que realmente creo eso!

Vladimir Bellini: Si, es cierto eso. Es mi primera animación. Nunca había entrado en la animación antes

Los que no conocemos Buenos Aires nos hacemos escasa idea del ambiente que impera para un animador en ciernes. Cuéntanos sobre ello.

Yo estoy en Remedios de Escalada. Un pueblo del Gran Buenos Aires que rodea a capital federal. Todo sucede en capital federal, por aquí hay algunos centros culturales, pero todo sucede allí en capital federal (Buenos Aires)  de acá a la capital hay unos 50 min. en ómnibus o colectivo (30 min. en tren) y allí en lo cultural hay de todo, por todos lados, hay que saber elegir, si no, te podes perder,  elegir que te gusta hacer y listo.

En cuanto a lo que es animación, no hay centros que se dediquen a la animación exclusivamente, pero si hay algunos, de a poco se le va dando más espacio a cortometrajes.

Aquí por suerte está saliendo gente bastante importante. Esta el caso de Juan Pablo Zaramella, que trabaja con plastilinas o stop motion. Y hace cosas increíbles.
Hizo "Viaje a Marte" y trabajos muy, muy premiados.

Zaramella es amigo de una amiga mía, yo lo saludo ocasionalmente pero no somos compinches ni nada, el último año nos vino a enseñar parte de su material a nuestra clase.

¿Hay apertura e intercambio de conocimientos entre los realizadores locales?

Claro que sí. Por medio de foros, en festivales, etc. No conocí alguien hasta ahora que trate de no decirme algún truco o como hacer algo, todos tratamos de contarnos todo y así aprender.

Ahora mismo una amiga ahora animadora, Lucila Las Heras (ganadora de mejor animación en el 20º festival de mar del plata) está en preproducción de su gigantesco proyecto stopmotion, (es amiga de Zaramella) y estamos siempre llamándonos para ver como hacer tal o cual cosa, y en cuanto puedo le ayudo. Para armar las armaduras de sus muñecos, o en la parte de sonido o por donde pueda, nos ayudamos.

¿Cuál es tu formación académica?

Estudié Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires. Es una de las muy, muy pocas universidades gratuitas junto con la de  la de Lanús y otras más. Terminé Imagen y Sonido el año pasado. “La Grúa y la Jirafa” es mi "tesis" por decirlo de alguna manera.

¿Alguna cátedra en especial que te haya marcado?

Sáenz Valiente influenció muchísimo, a tal punto de que yo entré sin conocer casi nada de animación y salí queriendo dedicar mi vida a hacer animaciones. Antes solo tenía en la cabeza el trabajar en sonido. Ojo, me sigue gustando el sonido, pero con la animación se cerró el círculo. Ahora puedo armar mis ideas desde la parte visual. No estaba muy enamorado de la ficción/documental.

Cuéntanos como nace "La Grúa y la Jirafa"

"La Grúa y la Jirafa" empezó como obligación de armar un proyecto animado para la cátedra de Sáenz Valiente y la materia de imagen y sonido. Al comienzo no sabía bien que era, pero lo bueno de Sáenz Valiente fue como reforzaba todo el tiempo que la animación tenia que nacer de una idea.

Eso fue muy bueno, y como casi todos los días  iba de casa a ciudad universitaria, adonde cursaba la carrera, siempre pasaba por la zona del puerto y siempre veía a las grúas.  Ahora, el colectivo que tomo para volver a casa, para por el zoológico.  Creo que eso no fue casualidad.  Creo que uní esas dos cosas, y lo primero que me puse fue a investigar, si alguien ya había trabajado con el tema. La cuestión es que apenas vi una imagen, me la imprimí y dije: Ya está, eso es esto.

La imagen es una foto de una compañía  suiza que se dedica a reparar barcos.
 
Yo ya tenía la idea en el colectivo cuando la pensé, pero cuando investigue que al dueño de esta compañía que repara barcos se le ocurrió pintar sus grúas como jirafas. Pensé: “Bueno, al menos no va a ser algo que la gente no pueda identificar…”

Había algo que me cerraba, desde todos lados. Y como también me interesó la cosa del puerto, de las despedidas, el comienzo fue: ¿Cómo una jirafa y una grúa no pueden enamorarse? ¿Por qué no? y así se fue dando la cosa.

Otra cosa que salió en la investigación fue una gran frase de un escritor español de 1900,
Gómez de la Serna, quien inventó un tipo de oración llamada “greguería”. La cosa es que es como un juego entre divertido y ocurrente y escribió una frase que me sirvió mucho (y la tenia pegada en la pared mientras animaba!)  "la jirafa es una grúa que come pasto".

A propósito ¿Cómo se conjuga en usted el amor por la literatura y lo audiovisual?

Sobre la literatura, creo que en casa siempre leímos y nos gustaba mucho leer. ¡Y nos sigue gustando!
Mi hermano recuerdo que siempre nos leía un capítulo de “La Isla del Tesoro” desde la cama. Somos 4 en casa, 3 chicos y una chica, y  los 3 hermanos dormíamos en una cama triple o camarote. Vernon (mi hermano mayor) dormía arriba de todo, y cada noche nos leía un capítulo de la isla del tesoro. ¡Era increíble, era esperar hasta la noche para que nos lo leyera! Lo que más me gusta es Salinger, Paul Auster, o Historias de Aventuras.

Como nací en el 80 y siempre en casa fuimos de computadoras, empezamos con la commodore 64 (vernon ya había empezado antes con la spectrum) y con mi primo, nos encantaban los juegos de aventuras gráficas, sobre todo de Lucas Arts (que antes era LucasFilm) cuando descubrimos el Monkey Island no lo podíamos creer. Era fascinante.

Aventuras, humor absurdo (en casa crecí viendo los videos vhs de mis padres, de todo Monthy Pitons!) y los gráficos, todo. Era hermoso. Creo que todo nació por ese lado.

Regresemos a Sáenz Valiente y el nacimiento de La Grúa y La Jirafa…

Bueno cuando encontré eso de que "la jirafa es una grúa que come pasto", armé todo un demo-reel con todo esto, y algunos bocetos, y lo vió Sáenz Valiente y la gente de la cátedra y la idea fue aceptada. Sáenz aceptaba si la idea iba o no, y si no iba, había que trabajarla un poco más.  La cátedra cuando asistía él, era fascinante.

Solía repetir algunos contenidos, pero aunque mucha gente decía que era porque no se daba cuenta, para mí era porque quería reforzar algunas cuestiones muy, MUY importantes dentro de la animación como es el flameo (overlap, acciones superpuestas de las partes de un personaje animado) y cosas así.   Cada clase desde que se empezó con los proyectos finales eran entregas de material y de como iba yendo la cosa, correcciones y cosas así.  Fue muy importante la cátedra, no solo Sáenz Valiente sino Marlene, una señora brasilera con grandes consejos y Gonzalo también, grandes consejos me pudieron dar. Igualmente a los estudiantes que no querían cambiar su historia en el demo-reel, los profesores dejaban que la siguieras por ti mismo, dándote unas guías… Pero resultaron ser los trabajos más... mmm... flojos.

¿Seguían pautas comunes a la industria o cada cual asumía su propio formato de trabajo?

La idea de la cátedra era que uno se preparara a los parámetros de la industria. Pero claro, es muy necesario en la animación el ser un poco organizado, con las hojas de cámara/cuadros, seguir cronogramas, y todo eso. Como mi animación casi no posee sincros -salvo algunos bocinazos de los barcos- me fue bastante relajado el seguir esos parámetros y pude centrarme más en la parte de composición y animación

¿Cómo fue su proceso de trabajo?

En las clases vimos todos los pasos que se deben usar, e inclusive comencé haciendo pruebas con 2d clásico, a lápiz. Lo que mas me gusta del 2d es el lápiz, me encanta los colores, el olor, todo.. Y a lo que remite. Dibujitos con la leche: lápiz, etc... Todo un mundo bastante maravilloso.

"La Grúa y la Jirafa" igualmente comenzó en 2d digital y comencé haciendo directamente bocetos de lápiz con Newtek Aura (gran versión del V T Paint!) y de ahí fueron quedando, luego en otra capa fui pintando encima, todo a mano. Mi mayor preocupación era llegar a terminar la animación.

Porque, aunque seguí la animación fuera de cátedra, para ese entonces sólo era una animación de final de materia, y tenia que terminarla, para poder aprobar todo. Igualmente, en la cátedra pedían un mínimo de 1 minuto de animación. La mayoría trabajó con animaciones de un minuto, minuto y medio.

Yo me fui a 3 minutos y al comienzo pensé que no había problemas. Pero las últimas semanas fueron... ua! arduas. Los únicos trabajos largos (individuales) eran el mío y el de un compañero que quería hacer una especie de videoclip de un tango que duraba aprox. 2´ 50”. Y para ser primera animación, sólo, y tenia 1 mes de preproducción y 3 de producción y post. Creo que llegué raspando. Igualmente entregué algunos planos sin coloreo, y por eso me pusieron un ocho en lugar de una nota más alta.

Lo más difícil como corto de una materia final universitaria, fue llegar a la entrega. Pero lo más difícil sacando eso, para mi, fue el tener que ir reconociendo todos los movimientos, de que manera los quería y no quería que fueran, ser fiel a la historia ante toda corrección (de planos, timing, etc), así qué descubrir el cronómetro para timing fue esencial, y aprender un programa medio complejo como es el Aura.

¿Cómo trabajas el timing?

Conseguí un cronómetro para controlar el timing de los movimientos, cuantos segundos y cuadros se mueve tal parte, o caminan tanto tiempo. Lo que tenia que ir haciendo, era actuar cada movimiento de la grúa o la jirafa, con la mano, el cuerpo, el cuello, etc., y tomarme tiempos. Y como el cronómetro tiene una opción para controlar vueltas (en realidad es para corredores, no tiene Timecode, sino HHMMSS) y yo en lugar de separar vueltas, separaba movimientos.

¿Algún recuerdo especial del maestro Sáenz Valiente?


Un buen consejo que me dio Sáenz y que me sirvió muchísimo, “no cerrar el día de trabajo con una secuencia terminada”.  Porque cuesta muchísimo volver a sentarse. Así que se debe terminar el día, con una secuencia por la mitad. Porque la fuerza de querer cerrarlo casi te obliga a sentarte para seguir al otro día. Parece una tontería, pero creo que sin eso no hubiera llegado a fin de año.

¿Por qué escogiste el AURA como herramienta de trabajo para realizar tu corto?

Me encanta el 2d digital.  La cosa del 2d digital es que trabaja igual que el 2d, sólo que no se tiene que gastar papel (eso ya de por si es algo bueno), y es muy rápido para borrar o muy práctico para trabajar con capas. Y el 2d es lo que más me gusta, creo que por poder ver el trazo de la persona que creo eso. Me encanta la animación que uno puede leer los trazos, la parte humana.  Es como Dr. Katz cuando tiembla, o Creature Comforts cuando el diálogo es interrumpido por toses o acciones naturales que me parece perfecto que dejen todo tal cual la persona habló.

El Aura es fantástico para dibujo 2d digital, puedes empezar el proyecto ahí y terminarlo ahí, sin intermediar con ningún otro software. Ahora el VT Paint animation que es la última versión del VT paint (el Aura es la versión 6 del VT paint, luego viene el Mirage es la v7 y este VT paint animation es la 8) viene con unas cuantas buenas mejoras... Aunque no lo pude probar a fondo todavía. El único tema del Aura es el sonido, pero bueno, no hay ningún nivel de edición de sonido en aura, solo importar exportar y correr en la timeline, nada más.

Me parece que eso es lo bueno de la animación. Uno puede hacer cosas únicamente con una computadora, una tableta, y una buena idea o una idea de la cual uno esta enamorado.

Ambas cosas creo que no se separan, creo que la humanidad de las huellas de la plastilina tanto como el comportamiento del personaje es muy importante. Y es lo que más valoro. No creo importante que la técnica sea perfecta, o que halla que "saber" dibujar. Sino mirá a Don Hertzfeldt. Hace animaciones con palotes, pero tiene buenas ideas, y sabe animar.

Creo que esta el mito ese dando vueltas por la cabeza de todos, de que animar es saber dibujar, o esta bastante relacionado con saber dibujar bien y no tiene nada que ver.

Las pruebas están ahí, Don Hertzfeldt y yo, je j eje.

Háblanos de tus influencias en animación.

Me gusta mucho los productos honestos. Como Dr. Katz, Creature Comforts
cualquier producto que se vea algo humano detrás, y que te emocione sinceramente
O cuando uno ve las películas de Miyasaki, o los personajes que crea.

Hay un animador japonés que la verdad me parece increíble como trabaja, las historias, los silencios. Todo. Se llama Shigeru Tamura. Lo conocí acá por Locomotion (ahora no existe más ese canal) con "Phantasmagoria". Es increíble. Imaginó un mundo hermoso. Y te lo muestra en capítulos de 5 minutos. Y la obra se ve media pixelada, pero es que es así… y los dibujos son muy simples, al igual que la trama. Pero tiene una atmósfera... tan... uno se deja llevar sin ningún problema, y quiere que nunca se acabe.

¿En tu caso, te consideras más realizador de películas animadas que animador solitario?

No sé cuales son bien las diferencias entre animador y realizador... creo que un animador debe hacer todos los pasos. Eso seria lo mejor. Pensar la idea, dibujarla, animarla, todo. Eso creo que es lo que hago.

No se como se llamaría, pero es lo que mas me gusta hacer. Pensar ideas de las cuales me enamoro, dibujarla (¡¡mil veces!!), animarla, armar la música con mi padre, y que lo pueda ver la gente.

A propósito de tu padre, ¿Qué papel ha jugado tu familia, novia y amigos en todo este 
       proceso?

Fue de mucha ayuda mi compañera / novia Ana. Ella me ayudó muchísimo en ese entonces y me sigue ayudando...!

Lo mejor fue cuando mi padre se ofreció para armar la música.  Él es músico desde hace mucho, mucho, tiempo, tiene grandes estudios, pero nunca se dedicó a vivir de eso por otros temas. La cosa es que cuando lo escuché mientras él tocaba mientras veía la animación, fue increíble.  Y la primera vez que lo pude ver terminado, pues se me escaparon un buen par de lagrimones.

Mi familia me ayudó muco en esto. Creo que si, creo que el nivel de formación cultural que me dió mi familia en mi crecimiento, fue totalmente esencial.

¿La animación representa para usted un medio de vida o un medio de expresión artística
   personal?

¡Por ahora es un medio de expresión artística personal, pero no tengo ningún problema con que con el tiempo, se vuelva un medio de vida!  ¡Ojalá que así sea...!

Me acuerdo cuando en el último BAFICI pude ver a Paul Driessen y contaba como iba de festival a festival presentando sus cosas, y como fue animando primero y después con todo el rollo con la National Filmboard of Canada. Bueno, que bien que le fue en todo, que puede hacer sus animaciones, vivir de eso, y viajar por el mundo con eso.

Creo que me encantaría desarrollarme como animador. Pero el campo laboral aquí es casi puramente Flash en 2d, o sino es 3d. Así que no veo algún hueco para mí allí. Y no es que tenga algo contra el Flash, pero la idea del rayón, el dedo en la plastilina, y demás no veo que vaya muy de la mano del vectorizado… y no me siento para nada como en el mundo donde uno tira una línea y automáticamente el Flash tiene la opción de "emprolijarla", (suavizarla, realzarla)  mmm… no me gusta para nada.

Así que si sigo enviando a festivales, y llega a haber un mayor reconocimiento en La Grúa y La Jirafa y futuras animaciones, creo que puede llegar a vivirse más o menos tirando, con los premios internacionales.

Cuéntenos acerca de esta experiencia suya con los festivales.

Todo el gasto de promoción, envíos… todo está a cargo mío y de la ayuda que a veces pueden darme mis padres cuando estoy sin dinero. Toda promoción hasta ahora fue así. Incluido gastos de envío, copias, posters, todo.

Y desde abril que terminé bien, bien la animación, hasta ahora, fue cuando empecé a enviar a festivales.

El primer festival que envié fue al de Mar del Plata (antes de que esté terminada) y como me dijeron que se podía enviar y que si entraba se podía seguir trabajando la animación, la envié, y la bocharon (rechazaron). Ese mismo día un amigo me contó que recibían material en el BAFICI,  y la misma copia que me bocharon (rechazaron)  y fui a buscar, la deje en el BAFICI. Y ahí entré, y me recibieron muy bien. Fue buenísimo porque el primer festival ya era uno importante. Y bueno de ahí en más, fue: casi todos los días, buscar festivales, armar sobres, copiar dvds, ir al correo, y así.

Y ahora, con el dinero de los premios, es como que es raro, porque entiendo que si sigo esforzándome, puedo vivir con esto.

¿Vivir de festivales?

Sobre todo cuando se paga en euros o dólares! Aquí 1 euro son 4 pesos, y 1 dolar 3 pesos. Es decir, que para un premio europeo simple que son unos 300 euros (como el de Microcurt) para mí fueron casi 1000 pesos. Y eso es un sueldo bastante bueno aquí en Argentina. Quiero decir, que me parece que si uno se esfuerza con esto de los festivales, se puede vivir haciendo animaciones.

No abundan en forma local, pero internacionalmente, hay bastantes que dan premios en metálico,  ¡Creo que es una buena manera de mantenerse y vivir!

Mandando sobres también uno va entendiendo como se manejan y las escalas de los festivales.  Están los chantas (vivos, como que no me parece muy bien que lo hagan) que te quieren cobrar, después están los gigantes como Toronto (que el problema que veo allí es que abundan buenas ideas, y le ponen el ojo a que la técnica sea mas que perfecta), y los medianos como puede ser Unifest de España, y los chicos locales en los chicos locales se ven cosas muy buenas. En el festival de Escobar pude descubrir animaciones muy honestas, y gente muy  buena. Claro que también hay algunas cosas que fallan bastante creo, pero bueno, hay de todo.

 ¿Cómo se la arregla  Bellini animador, entre premio y premio?

Trabajo pasando vhs a dvd, armando pistas de sonido para cantantes, o grabando sonido para cortos, o proyectos musicales/audiovisuales. Por ahora, con eso me iba manteniendo.
Por el lado de como se puede vivir en Argentina adaptándose,  encontramos una solución con dos amigos, (con los cuales tenemos un proyecto musical) que fue armar una productora de audio y en caso de que se presente un cliente audiovisual. Y hasta ahora con eso venimos también tirando bien. Pudimos conseguir un buen primer cliente, y eso nos abrió bastante las puertas. Nos llegó el comentario de que Unicef argentina y una organización "Mil Milenios de Paz" estaba por sacar un cd de música infantil.

La cosa es que armamos unas canciones, y les gustaron. Y bueno, nos encargaron el proyecto. Fue arduo también, pero yo estaba solamente como ingeniero de sonido y arreglador.

La composición fue a cargo de otro chico (Juan Allaria) y Emmanuel filomena se encargaba un poco de todo, también arreglador músico. Y bueno, tuvimos que hacer las canciones (las letras nos la daba Unicef, y fueron escritas por chicos de latinoamerica), grabarlas, mezclarlas, mastering, y encargarnos de las 2000 copias.  ¡Fue mucho esfuerzo!
Y con esto ahora salió la presentación en vivo en la Biblioteca Nacional del Disco, tocando las canciones (yo toco el bajo eléctrico y algo de piano) y bueno, salieron muchas ofertas para presentar esa música en otros festivales infantiles, o para grabar cosas.

Justamente ahora estamos terminando la música para una obra de teatro infantil a presentarse a fin de año. Esta quedando linda.

¿Qué sigue luego de "La Grúa y la Jirafa"?

Ya tengo una idea para la próxima animación. Una idea de la cual estoy muy enamorado. ¡Por suerte!

Y tiene que ver con aves y aviones de papel, un chico, y una chica. Esta medio en storyboard la cosa, pero me esta gustando. Hablé con Gonzalo (profesor de la cátedra de Sáenz Valiente) y le comenté algo, y le gustó, me dijo que no tenía ningún inconveniente en que le vaya enviando las novedades del proyecto. Así que eso es muy bueno para ambos.

Seguir bajo la tutela aunque Sáenz ya no este más acá.

¿Algún consejo para los jóvenes animadores como usted?

¿Consejos a jóvenes animadores?  ¡Yo me considero un joven animador! Esta es mi primera animación, así que lo que aconsejo es lean y dibujen y hagan cuanto puedan para seguir practicando, y busquen ideas de las cuales uno se enamore, de algún gesto de algún personaje, o cosas, y anoten todo. Y luego de a poco la cosa va decantando y va saliendo. Es mucho esfuerzo pero vale totalmente la pena y noches de dibujar y dibujar. ¡Y a la gente que no animó, le digo que se anime! que solo hay que entender que animar no es saber dibujar bien.

Cualquiera con algo de base y sobre todo una idea interesante puede armar una animación. Busquen ideas, están por ahí, hay que salir y buscarlas, nada mas que eso.

¡Y aunque sea un poco cursi, la verdad es que realmente creo eso!


Entrevista por: Edwing Solórzano

) ) [id] => 44 [type] => 2 [typename] => Noticia [portada] => Array ( [0] => 499.jpg [1] => ) [imagenes] => Array ( [0] => Array ( [0] => 499.jpg [1] => 1 [2] => 0 [3] => 0 [4] => ) [1] => Array ( [0] => 497.jpg [1] => 1 [2] => 0 [3] => 0 [4] => realizador argentino ) [2] => Array ( [0] => 496.jpg [1] => 1 [2] => 0 [3] => 0 [4] => imagen del cortometraje ) [3] => Array ( [0] => 495.jpg [1] => 1 [2] => 0 [3] => 0 [4] => imagen del cortometraje ) [4] => Array ( [0] => 492.jpg [1] => 1 [2] => 0 [3] => 0 [4] => ) [5] => Array ( [0] => 491.jpg [1] => 1 [2] => 0 [3] => 0 [4] => ...La imagen es una foto de una compañía suiza que se dedica a reparar barcos... al dueño de esta compañía se le ocurrió pintar sus grúas como jirafas. Pensé: “Bueno, al menos no va a ser algo que la gente no pueda identificar…” ) [6] => Array ( [0] => 489.jpg [1] => 1 [2] => 0 [3] => 0 [4] => Vlamidir Bellini en su lugar de trabajo. ) [7] => Array ( [0] => 488.jpg [1] => 1 [2] => 0 [3] => 0 [4] => ) ) [tElement] => 2 [date] => Array ( [0] => 2006-09-26 [1] => ) [tituFecha] => PUBLICADO [videos] => Array ( ) [descripcion] => Vladimir Bellini es un joven y novel animador argentino con un recorrido internacional que muchos veteranos desearían para sí. Gracias a un “producto honesto”, como gusta calificar a su trabajo ciento por ciento hecho a mano, ha logrado conquistar corazones, galardones y dinero. Esta entrevista es publicada gracias a la colaboración del también animador Edwing Solórzano. [migrate] => 0 )
Vladimir Bellini es un joven y novel animador argentino con un recorrido internacional que muchos veteranos desearían para sí. Gracias a un “producto honesto”, como gusta calificar a su trabajo ciento por ciento hecho a mano, ha logrado conquistar corazones, galardones y dinero. Esta entrevista es publicada gracias a la colaboración del también animador Edwing Solórzano.
Compartir

Conocer su proceso y su realidad puede resultar interesante para nuestros jóvenes estudiantes latinoamericanos y una muestra de que si se puede, si se quiere.

¿La Grúa y la Jirafa es tu primera animación?

Vladimir Bellini: Si, es cierto eso. Es mi primera animación. Nunca había entrado en la animación antes.

Los que no conocemos Buenos Aires nos hacemos escasa idea del ambiente que impera para un animador en ciernes. Cuéntanos sobre ello.

Yo estoy en Remedios de Escalada. Un pueblo del Gran Buenos Aires que rodea a capital federal. Todo sucede en capital federal, por aquí hay algunos centros culturales, pero todo sucede allí en capital federal (Buenos Aires)  de acá a la capital hay unos 50 min. en ómnibus o colectivo (30 min. en tren) y allí en lo cultural hay de todo, por todos lados, hay que saber elegir, si no, te podes perder,  elegir que te gusta hacer y listo.

En cuanto a lo que es animación, no hay centros que se dediquen a la animación exclusivamente, pero si hay algunos, de a poco se le va dando más espacio a cortometrajes.

Aquí por suerte está saliendo gente bastante importante. Esta el caso de Juan Pablo Zaramella, que trabaja con plastilinas o stop motion. Y hace cosas increíbles.
Hizo "Viaje a Marte" y trabajos muy, muy premiados.

Zaramella es amigo de una amiga mía, yo lo saludo ocasionalmente pero no somos compinches ni nada, el último año nos vino a enseñar parte de su material a nuestra clase.

¿Hay apertura e intercambio de conocimientos entre los realizadores locales?

Claro que sí. Por medio de foros, en festivales, etc. No conocí alguien hasta ahora que trate de no decirme algún truco o como hacer algo, todos tratamos de contarnos todo y así aprender.

Ahora mismo una amiga ahora animadora, Lucila Las Heras (ganadora de mejor animación en el 20º festival de mar del plata) está en preproducción de su gigantesco proyecto stopmotion, (es amiga de Zaramella) y estamos siempre llamándonos para ver como hacer tal o cual cosa, y en cuanto puedo le ayudo. Para armar las armaduras de sus muñecos, o en la parte de sonido o por donde pueda, nos ayudamos.

¿Cuál es tu formación académica?

Estudié Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires. Es una de las muy, muy pocas universidades gratuitas junto con la de  la de Lanús y otras más. Terminé Imagen y Sonido el año pasado. “La Grúa y la Jirafa” es mi "tesis" por decirlo de alguna manera.

¿Alguna cátedra en especial que te haya marcado?

Sáenz Valiente influenció muchísimo, a tal punto de que yo entré sin conocer casi nada de animación y salí queriendo dedicar mi vida a hacer animaciones. Antes solo tenía en la cabeza el trabajar en sonido. Ojo, me sigue gustando el sonido, pero con la animación se cerró el círculo. Ahora puedo armar mis ideas desde la parte visual. No estaba muy enamorado de la ficción/documental.

Cuéntanos como nace "La Grúa y la Jirafa"

"La Grúa y la Jirafa" empezó como obligación de armar un proyecto animado para la cátedra de Sáenz Valiente y la materia de imagen y sonido. Al comienzo no sabía bien que era, pero lo bueno de Sáenz Valiente fue como reforzaba todo el tiempo que la animación tenia que nacer de una idea.

Eso fue muy bueno, y como casi todos los días  iba de casa a ciudad universitaria, adonde cursaba la carrera, siempre pasaba por la zona del puerto y siempre veía a las grúas.  Ahora, el colectivo que tomo para volver a casa, para por el zoológico.  Creo que eso no fue casualidad.  Creo que uní esas dos cosas, y lo primero que me puse fue a investigar, si alguien ya había trabajado con el tema. La cuestión es que apenas vi una imagen, me la imprimí y dije: Ya está, eso es esto.

La imagen es una foto de una compañía  suiza que se dedica a reparar barcos.
 
Yo ya tenía la idea en el colectivo cuando la pensé, pero cuando investigue que al dueño de esta compañía que repara barcos se le ocurrió pintar sus grúas como jirafas. Pensé: “Bueno, al menos no va a ser algo que la gente no pueda identificar…”

Había algo que me cerraba, desde todos lados. Y como también me interesó la cosa del puerto, de las despedidas, el comienzo fue: ¿Cómo una jirafa y una grúa no pueden enamorarse? ¿Por qué no? y así se fue dando la cosa.

Otra cosa que salió en la investigación fue una gran frase de un escritor español de 1900,
Gómez de la Serna, quien inventó un tipo de oración llamada “greguería”. La cosa es que es como un juego entre divertido y ocurrente y escribió una frase que me sirvió mucho (y la tenia pegada en la pared mientras animaba!)  "la jirafa es una grúa que come pasto".

A propósito ¿Cómo se conjuga en usted el amor por la literatura y lo audiovisual?

Sobre la literatura, creo que en casa siempre leímos y nos gustaba mucho leer. ¡Y nos sigue gustando!
Mi hermano recuerdo que siempre nos leía un capítulo de “La Isla del Tesoro” desde la cama. Somos 4 en casa, 3 chicos y una chica, y  los 3 hermanos dormíamos en una cama triple o camarote. Vernon (mi hermano mayor) dormía arriba de todo, y cada noche nos leía un capítulo de la isla del tesoro. ¡Era increíble, era esperar hasta la noche para que nos lo leyera! Lo que más me gusta es Salinger, Paul Auster, o Historias de Aventuras.

Como nací en el 80 y siempre en casa fuimos de computadoras, empezamos con la commodore 64 (vernon ya había empezado antes con la spectrum) y con mi primo, nos encantaban los juegos de aventuras gráficas, sobre todo de Lucas Arts (que antes era LucasFilm) cuando descubrimos el Monkey Island no lo podíamos creer. Era fascinante.

Aventuras, humor absurdo (en casa crecí viendo los videos vhs de mis padres, de todo Monthy Pitons!) y los gráficos, todo. Era hermoso. Creo que todo nació por ese lado.

Regresemos a Sáenz Valiente y el nacimiento de La Grúa y La Jirafa

Bueno cuando encontré eso de que "la jirafa es una grúa que come pasto", armé todo un demo-reel con todo esto, y algunos bocetos, y lo vió Sáenz Valiente y la gente de la cátedra y la idea fue aceptada. Sáenz aceptaba si la idea iba o no, y si no iba, había que trabajarla un poco más.  La cátedra cuando asistía él, era fascinante.

Solía repetir algunos contenidos, pero aunque mucha gente decía que era porque no se daba cuenta, para mí era porque quería reforzar algunas cuestiones muy, MUY importantes dentro de la animación como es el flameo (overlap, acciones superpuestas de las partes de un personaje animado) y cosas así.   Cada clase desde que se empezó con los proyectos finales eran entregas de material y de como iba yendo la cosa, correcciones y cosas así.  Fue muy importante la cátedra, no solo Sáenz Valiente sino Marlene, una señora brasilera con grandes consejos y Gonzalo también, grandes consejos me pudieron dar. Igualmente a los estudiantes que no querían cambiar su historia en el demo-reel, los profesores dejaban que la siguieras por ti mismo, dándote unas guías… Pero resultaron ser los trabajos más... mmm... flojos.

¿Seguían pautas comunes a la industria o cada cual asumía su propio formato de trabajo?

La idea de la cátedra era que uno se preparara a los parámetros de la industria. Pero claro, es muy necesario en la animación el ser un poco organizado, con las hojas de cámara/cuadros, seguir cronogramas, y todo eso. Como mi animación casi no posee sincros -salvo algunos bocinazos de los barcos- me fue bastante relajado el seguir esos parámetros y pude centrarme más en la parte de composición y animación

¿Cómo fue su proceso de trabajo?

En las clases vimos todos los pasos que se deben usar, e inclusive comencé haciendo pruebas con 2d clásico, a lápiz. Lo que mas me gusta del 2d es el lápiz, me encanta los colores, el olor, todo.. Y a lo que remite. Dibujitos con la leche: lápiz, etc... Todo un mundo bastante maravilloso.

"La Grúa y la Jirafa" igualmente comenzó en 2d digital y comencé haciendo directamente bocetos de lápiz con Newtek Aura (gran versión del V T Paint!) y de ahí fueron quedando, luego en otra capa fui pintando encima, todo a mano. Mi mayor preocupación era llegar a terminar la animación.

Porque, aunque seguí la animación fuera de cátedra, para ese entonces sólo era una animación de final de materia, y tenia que terminarla, para poder aprobar todo. Igualmente, en la cátedra pedían un mínimo de 1 minuto de animación. La mayoría trabajó con animaciones de un minuto, minuto y medio.

Yo me fui a 3 minutos y al comienzo pensé que no había problemas. Pero las últimas semanas fueron... ua! arduas. Los únicos trabajos largos (individuales) eran el mío y el de un compañero que quería hacer una especie de videoclip de un tango que duraba aprox. 2´ 50”. Y para ser primera animación, sólo, y tenia 1 mes de preproducción y 3 de producción y post. Creo que llegué raspando. Igualmente entregué algunos planos sin coloreo, y por eso me pusieron un ocho en lugar de una nota más alta.

Lo más difícil como corto de una materia final universitaria, fue llegar a la entrega. Pero lo más difícil sacando eso, para mi, fue el tener que ir reconociendo todos los movimientos, de que manera los quería y no quería que fueran, ser fiel a la historia ante toda corrección (de planos, timing, etc), así qué descubrir el cronómetro para timing fue esencial, y aprender un programa medio complejo como es el Aura.

¿Cómo trabajas el timing?

Conseguí un cronómetro para controlar el timing de los movimientos, cuantos segundos y cuadros se mueve tal parte, o caminan tanto tiempo. Lo que tenia que ir haciendo, era actuar cada movimiento de la grúa o la jirafa, con la mano, el cuerpo, el cuello, etc., y tomarme tiempos. Y como el cronómetro tiene una opción para controlar vueltas (en realidad es para corredores, no tiene Timecode, sino HHMMSS) y yo en lugar de separar vueltas, separaba movimientos.

¿Algún recuerdo especial del maestro Sáenz Valiente?

Un buen consejo que me dio Sáenz y que me sirvió muchísimo, “no cerrar el día de trabajo con una secuencia terminada”.  Porque cuesta muchísimo volver a sentarse. Así que se debe terminar el día, con una secuencia por la mitad. Porque la fuerza de querer cerrarlo casi te obliga a sentarte para seguir al otro día. Parece una tontería, pero creo que sin eso no hubiera llegado a fin de año.

¿Por qué escogiste el AURA como herramienta de trabajo para realizar tu corto?

Me encanta el 2d digital.  La cosa del 2d digital es que trabaja igual que el 2d, sólo que no se tiene que gastar papel (eso ya de por si es algo bueno), y es muy rápido para borrar o muy práctico para trabajar con capas. Y el 2d es lo que más me gusta, creo que por poder ver el trazo de la persona que creo eso. Me encanta la animación que uno puede leer los trazos, la parte humana.  Es como Dr. Katz cuando tiembla, o Creature Comforts cuando el diálogo es interrumpido por toses o acciones naturales que me parece perfecto que dejen todo tal cual la persona habló.

El Aura es fantástico para dibujo 2d digital, puedes empezar el proyecto ahí y terminarlo ahí, sin intermediar con ningún otro software. Ahora el VT Paint animation que es la última versión del VT paint (el Aura es la versión 6 del VT paint, luego viene el Mirage es la v7 y este VT paint animation es la 8) viene con unas cuantas buenas mejoras... Aunque no lo pude probar a fondo todavía. El único tema del Aura es el sonido, pero bueno, no hay ningún nivel de edición de sonido en aura, solo importar exportar y correr en la timeline, nada más.

Me parece que eso es lo bueno de la animación. Uno puede hacer cosas únicamente con una computadora, una tableta, y una buena idea o una idea de la cual uno esta enamorado.

Ambas cosas creo que no se separan, creo que la humanidad de las huellas de la plastilina tanto como el comportamiento del personaje es muy importante. Y es lo que más valoro. No creo importante que la técnica sea perfecta, o que halla que "saber" dibujar. Sino mirá a Don Hertzfeldt. Hace animaciones con palotes, pero tiene buenas ideas, y sabe animar.

Creo que esta el mito ese dando vueltas por la cabeza de todos, de que animar es saber dibujar, o esta bastante relacionado con saber dibujar bien y no tiene nada que ver.

Las pruebas están ahí, Don Hertzfeldt y yo, je j eje.

Háblanos de tus influencias en animación.

Me gusta mucho los productos honestos. Como Dr. Katz, Creature Comforts
cualquier producto que se vea algo humano detrás, y que te emocione sinceramente
O cuando uno ve las películas de Miyasaki, o los personajes que crea.

Hay un animador japonés que la verdad me parece increíble como trabaja, las historias, los silencios. Todo. Se llama Shigeru Tamura. Lo conocí acá por Locomotion (ahora no existe más ese canal) con "Phantasmagoria". Es increíble. Imaginó un mundo hermoso. Y te lo muestra en capítulos de 5 minutos. Y la obra se ve media pixelada, pero es que es así… y los dibujos son muy simples, al igual que la trama. Pero tiene una atmósfera... tan... uno se deja llevar sin ningún problema, y quiere que nunca se acabe.

¿En tu caso, te consideras más realizador de películas animadas que animador solitario?

No sé cuales son bien las diferencias entre animador y realizador... creo que un animador debe hacer todos los pasos. Eso seria lo mejor. Pensar la idea, dibujarla, animarla, todo. Eso creo que es lo que hago.

No se como se llamaría, pero es lo que mas me gusta hacer. Pensar ideas de las cuales me enamoro, dibujarla (¡¡mil veces!!), animarla, armar la música con mi padre, y que lo pueda ver la gente.

A propósito de tu padre, ¿Qué papel ha jugado tu familia, novia y amigos en todo este proceso?

Fue de mucha ayuda mi compañera / novia Ana. Ella me ayudó muchísimo en ese entonces y me sigue ayudando...!

Lo mejor fue cuando mi padre se ofreció para armar la música.  Él es músico desde hace mucho, mucho, tiempo, tiene grandes estudios, pero nunca se dedicó a vivir de eso por otros temas. La cosa es que cuando lo escuché mientras él tocaba mientras veía la animación, fue increíble.  Y la primera vez que lo pude ver terminado, pues se me escaparon un buen par de lagrimones.

Mi familia me ayudó muco en esto. Creo que si, creo que el nivel de formación cultural que me dió mi familia en mi crecimiento, fue totalmente esencial.

¿La animación representa para usted un medio de vida o un medio de expresión artística
   personal?

¡Por ahora es un medio de expresión artística personal, pero no tengo ningún problema con que con el tiempo, se vuelva un medio de vida!  ¡Ojalá que así sea...!

Me acuerdo cuando en el último BAFICI pude ver a Paul Driessen y contaba como iba de festival a festival presentando sus cosas, y como fue animando primero y después con todo el rollo con la National Filmboard of Canada. Bueno, que bien que le fue en todo, que puede hacer sus animaciones, vivir de eso, y viajar por el mundo con eso.

Creo que me encantaría desarrollarme como animador. Pero el campo laboral aquí es casi puramente Flash en 2d, o sino es 3d. Así que no veo algún hueco para mí allí. Y no es que tenga algo contra el Flash, pero la idea del rayón, el dedo en la plastilina, y demás no veo que vaya muy de la mano del vectorizado… y no me siento para nada como en el mundo donde uno tira una línea y automáticamente el Flash tiene la opción de "emprolijarla", (suavizarla, realzarla)  mmm… no me gusta para nada.

Así que si sigo enviando a festivales, y llega a haber un mayor reconocimiento en La Grúa y La Jirafa y futuras animaciones, creo que puede llegar a vivirse más o menos tirando, con los premios internacionales.

Cuéntenos acerca de esta experiencia suya con los festivales.

Todo el gasto de promoción, envíos… todo está a cargo mío y de la ayuda que a veces pueden darme mis padres cuando estoy sin dinero. Toda promoción hasta ahora fue así. Incluido gastos de envío, copias, posters, todo.

Y desde abril que terminé bien, bien la animación, hasta ahora, fue cuando empecé a enviar a festivales.

El primer festival que envié fue al de Mar del Plata (antes de que esté terminada) y como me dijeron que se podía enviar y que si entraba se podía seguir trabajando la animación, la envié, y la bocharon (rechazaron). Ese mismo día un amigo me contó que recibían material en el BAFICI,  y la misma copia que me bocharon (rechazaron)  y fui a buscar, la deje en el BAFICI. Y ahí entré, y me recibieron muy bien. Fue buenísimo porque el primer festival ya era uno importante. Y bueno de ahí en más, fue: casi todos los días, buscar festivales, armar sobres, copiar dvds, ir al correo, y así.

Y ahora, con el dinero de los premios, es como que es raro, porque entiendo que si sigo esforzándome, puedo vivir con esto.

¿Vivir de festivales?

Sobre todo cuando se paga en euros o dólares! Aquí 1 euro son 4 pesos, y 1 dolar 3 pesos. Es decir, que para un premio europeo simple que son unos 300 euros (como el de Microcurt) para mí fueron casi 1000 pesos. Y eso es un sueldo bastante bueno aquí en Argentina. Quiero decir, que me parece que si uno se esfuerza con esto de los festivales, se puede vivir haciendo animaciones.

No abundan en forma local, pero internacionalmente, hay bastantes que dan premios en metálico,  ¡Creo que es una buena manera de mantenerse y vivir!

Mandando sobres también uno va entendiendo como se manejan y las escalas de los festivales.  Están los chantas (vivos, como que no me parece muy bien que lo hagan) que te quieren cobrar, después están los gigantes como Toronto (que el problema que veo allí es que abundan buenas ideas, y le ponen el ojo a que la técnica sea mas que perfecta), y los medianos como puede ser Unifest de España, y los chicos locales en los chicos locales se ven cosas muy buenas. En el festival de Escobar pude descubrir animaciones muy honestas, y gente muy  buena. Claro que también hay algunas cosas que fallan bastante creo, pero bueno, hay de todo.

¿Cómo se la arregla  Bellini animador, entre premio y premio?

Trabajo pasando vhs a dvd, armando pistas de sonido para cantantes, o grabando sonido para cortos, o proyectos musicales/audiovisuales. Por ahora, con eso me iba manteniendo.
Por el lado de como se puede vivir en Argentina adaptándose,  encontramos una solución con dos amigos, (con los cuales tenemos un proyecto musical) que fue armar una productora de audio y en caso de que se presente un cliente audiovisual. Y hasta ahora con eso venimos también tirando bien. Pudimos conseguir un buen primer cliente, y eso nos abrió bastante las puertas. Nos llegó el comentario de que Unicef argentina y una organización "Mil Milenios de Paz" estaba por sacar un cd de música infantil.

La cosa es que armamos unas canciones, y les gustaron. Y bueno, nos encargaron el proyecto. Fue arduo también, pero yo estaba solamente como ingeniero de sonido y arreglador.

La composición fue a cargo de otro chico (Juan Allaria) y Emmanuel filomena se encargaba un poco de todo, también arreglador músico. Y bueno, tuvimos que hacer las canciones (las letras nos la daba Unicef, y fueron escritas por chicos de latinoamerica), grabarlas, mezclarlas, mastering, y encargarnos de las 2000 copias.  ¡Fue mucho esfuerzo!
Y con esto ahora salió la presentación en vivo en la Biblioteca Nacional del Disco, tocando las canciones (yo toco el bajo eléctrico y algo de piano) y bueno, salieron muchas ofertas para presentar esa música en otros festivales infantiles, o para grabar cosas.

Justamente ahora estamos terminando la música para una obra de teatro infantil a presentarse a fin de año. Esta quedando linda.

¿Qué sigue luego de "La Grúa y la Jirafa"?

Ya tengo una idea para la próxima animación. Una idea de la cual estoy muy enamorado. ¡Por suerte!

Y tiene que ver con aves y aviones de papel, un chico, y una chica. Esta medio en storyboard la cosa, pero me esta gustando. Hablé con Gonzalo (profesor de la cátedra de Sáenz Valiente) y le comenté algo, y le gustó, me dijo que no tenía ningún inconveniente en que le vaya enviando las novedades del proyecto. Así que eso es muy bueno para ambos.

Seguir bajo la tutela aunque Sáenz ya no este más acá.

¿Algún consejo para los jóvenes animadores como usted?

¿Consejos a jóvenes animadores?  ¡Yo me considero un joven animador! Esta es mi primera animación, así que lo que aconsejo es lean y dibujen y hagan cuanto puedan para seguir practicando, y busquen ideas de las cuales uno se enamore, de algún gesto de algún personaje, o cosas, y anoten todo. Y luego de a poco la cosa va decantando y va saliendo. Es mucho esfuerzo pero vale totalmente la pena y noches de dibujar y dibujar. ¡Y a la gente que no animó, le digo que se anime! que solo hay que entender que animar no es saber dibujar bien.

Cualquiera con algo de base y sobre todo una idea interesante puede armar una animación. Busquen ideas, están por ahí, hay que salir y buscarlas, nada mas que eso.

¡Y aunque sea un poco cursi, la verdad es que realmente creo eso!

Vladimir Bellini: Si, es cierto eso. Es mi primera animación. Nunca había entrado en la animación antes

Los que no conocemos Buenos Aires nos hacemos escasa idea del ambiente que impera para un animador en ciernes. Cuéntanos sobre ello.

Yo estoy en Remedios de Escalada. Un pueblo del Gran Buenos Aires que rodea a capital federal. Todo sucede en capital federal, por aquí hay algunos centros culturales, pero todo sucede allí en capital federal (Buenos Aires)  de acá a la capital hay unos 50 min. en ómnibus o colectivo (30 min. en tren) y allí en lo cultural hay de todo, por todos lados, hay que saber elegir, si no, te podes perder,  elegir que te gusta hacer y listo.

En cuanto a lo que es animación, no hay centros que se dediquen a la animación exclusivamente, pero si hay algunos, de a poco se le va dando más espacio a cortometrajes.

Aquí por suerte está saliendo gente bastante importante. Esta el caso de Juan Pablo Zaramella, que trabaja con plastilinas o stop motion. Y hace cosas increíbles.
Hizo "Viaje a Marte" y trabajos muy, muy premiados.

Zaramella es amigo de una amiga mía, yo lo saludo ocasionalmente pero no somos compinches ni nada, el último año nos vino a enseñar parte de su material a nuestra clase.

¿Hay apertura e intercambio de conocimientos entre los realizadores locales?

Claro que sí. Por medio de foros, en festivales, etc. No conocí alguien hasta ahora que trate de no decirme algún truco o como hacer algo, todos tratamos de contarnos todo y así aprender.

Ahora mismo una amiga ahora animadora, Lucila Las Heras (ganadora de mejor animación en el 20º festival de mar del plata) está en preproducción de su gigantesco proyecto stopmotion, (es amiga de Zaramella) y estamos siempre llamándonos para ver como hacer tal o cual cosa, y en cuanto puedo le ayudo. Para armar las armaduras de sus muñecos, o en la parte de sonido o por donde pueda, nos ayudamos.

¿Cuál es tu formación académica?

Estudié Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires. Es una de las muy, muy pocas universidades gratuitas junto con la de  la de Lanús y otras más. Terminé Imagen y Sonido el año pasado. “La Grúa y la Jirafa” es mi "tesis" por decirlo de alguna manera.

¿Alguna cátedra en especial que te haya marcado?

Sáenz Valiente influenció muchísimo, a tal punto de que yo entré sin conocer casi nada de animación y salí queriendo dedicar mi vida a hacer animaciones. Antes solo tenía en la cabeza el trabajar en sonido. Ojo, me sigue gustando el sonido, pero con la animación se cerró el círculo. Ahora puedo armar mis ideas desde la parte visual. No estaba muy enamorado de la ficción/documental.

Cuéntanos como nace "La Grúa y la Jirafa"

"La Grúa y la Jirafa" empezó como obligación de armar un proyecto animado para la cátedra de Sáenz Valiente y la materia de imagen y sonido. Al comienzo no sabía bien que era, pero lo bueno de Sáenz Valiente fue como reforzaba todo el tiempo que la animación tenia que nacer de una idea.

Eso fue muy bueno, y como casi todos los días  iba de casa a ciudad universitaria, adonde cursaba la carrera, siempre pasaba por la zona del puerto y siempre veía a las grúas.  Ahora, el colectivo que tomo para volver a casa, para por el zoológico.  Creo que eso no fue casualidad.  Creo que uní esas dos cosas, y lo primero que me puse fue a investigar, si alguien ya había trabajado con el tema. La cuestión es que apenas vi una imagen, me la imprimí y dije: Ya está, eso es esto.

La imagen es una foto de una compañía  suiza que se dedica a reparar barcos.
 
Yo ya tenía la idea en el colectivo cuando la pensé, pero cuando investigue que al dueño de esta compañía que repara barcos se le ocurrió pintar sus grúas como jirafas. Pensé: “Bueno, al menos no va a ser algo que la gente no pueda identificar…”

Había algo que me cerraba, desde todos lados. Y como también me interesó la cosa del puerto, de las despedidas, el comienzo fue: ¿Cómo una jirafa y una grúa no pueden enamorarse? ¿Por qué no? y así se fue dando la cosa.

Otra cosa que salió en la investigación fue una gran frase de un escritor español de 1900,
Gómez de la Serna, quien inventó un tipo de oración llamada “greguería”. La cosa es que es como un juego entre divertido y ocurrente y escribió una frase que me sirvió mucho (y la tenia pegada en la pared mientras animaba!)  "la jirafa es una grúa que come pasto".

A propósito ¿Cómo se conjuga en usted el amor por la literatura y lo audiovisual?

Sobre la literatura, creo que en casa siempre leímos y nos gustaba mucho leer. ¡Y nos sigue gustando!
Mi hermano recuerdo que siempre nos leía un capítulo de “La Isla del Tesoro” desde la cama. Somos 4 en casa, 3 chicos y una chica, y  los 3 hermanos dormíamos en una cama triple o camarote. Vernon (mi hermano mayor) dormía arriba de todo, y cada noche nos leía un capítulo de la isla del tesoro. ¡Era increíble, era esperar hasta la noche para que nos lo leyera! Lo que más me gusta es Salinger, Paul Auster, o Historias de Aventuras.

Como nací en el 80 y siempre en casa fuimos de computadoras, empezamos con la commodore 64 (vernon ya había empezado antes con la spectrum) y con mi primo, nos encantaban los juegos de aventuras gráficas, sobre todo de Lucas Arts (que antes era LucasFilm) cuando descubrimos el Monkey Island no lo podíamos creer. Era fascinante.

Aventuras, humor absurdo (en casa crecí viendo los videos vhs de mis padres, de todo Monthy Pitons!) y los gráficos, todo. Era hermoso. Creo que todo nació por ese lado.

Regresemos a Sáenz Valiente y el nacimiento de La Grúa y La Jirafa…

Bueno cuando encontré eso de que "la jirafa es una grúa que come pasto", armé todo un demo-reel con todo esto, y algunos bocetos, y lo vió Sáenz Valiente y la gente de la cátedra y la idea fue aceptada. Sáenz aceptaba si la idea iba o no, y si no iba, había que trabajarla un poco más.  La cátedra cuando asistía él, era fascinante.

Solía repetir algunos contenidos, pero aunque mucha gente decía que era porque no se daba cuenta, para mí era porque quería reforzar algunas cuestiones muy, MUY importantes dentro de la animación como es el flameo (overlap, acciones superpuestas de las partes de un personaje animado) y cosas así.   Cada clase desde que se empezó con los proyectos finales eran entregas de material y de como iba yendo la cosa, correcciones y cosas así.  Fue muy importante la cátedra, no solo Sáenz Valiente sino Marlene, una señora brasilera con grandes consejos y Gonzalo también, grandes consejos me pudieron dar. Igualmente a los estudiantes que no querían cambiar su historia en el demo-reel, los profesores dejaban que la siguieras por ti mismo, dándote unas guías… Pero resultaron ser los trabajos más... mmm... flojos.

¿Seguían pautas comunes a la industria o cada cual asumía su propio formato de trabajo?

La idea de la cátedra era que uno se preparara a los parámetros de la industria. Pero claro, es muy necesario en la animación el ser un poco organizado, con las hojas de cámara/cuadros, seguir cronogramas, y todo eso. Como mi animación casi no posee sincros -salvo algunos bocinazos de los barcos- me fue bastante relajado el seguir esos parámetros y pude centrarme más en la parte de composición y animación

¿Cómo fue su proceso de trabajo?

En las clases vimos todos los pasos que se deben usar, e inclusive comencé haciendo pruebas con 2d clásico, a lápiz. Lo que mas me gusta del 2d es el lápiz, me encanta los colores, el olor, todo.. Y a lo que remite. Dibujitos con la leche: lápiz, etc... Todo un mundo bastante maravilloso.

"La Grúa y la Jirafa" igualmente comenzó en 2d digital y comencé haciendo directamente bocetos de lápiz con Newtek Aura (gran versión del V T Paint!) y de ahí fueron quedando, luego en otra capa fui pintando encima, todo a mano. Mi mayor preocupación era llegar a terminar la animación.

Porque, aunque seguí la animación fuera de cátedra, para ese entonces sólo era una animación de final de materia, y tenia que terminarla, para poder aprobar todo. Igualmente, en la cátedra pedían un mínimo de 1 minuto de animación. La mayoría trabajó con animaciones de un minuto, minuto y medio.

Yo me fui a 3 minutos y al comienzo pensé que no había problemas. Pero las últimas semanas fueron... ua! arduas. Los únicos trabajos largos (individuales) eran el mío y el de un compañero que quería hacer una especie de videoclip de un tango que duraba aprox. 2´ 50”. Y para ser primera animación, sólo, y tenia 1 mes de preproducción y 3 de producción y post. Creo que llegué raspando. Igualmente entregué algunos planos sin coloreo, y por eso me pusieron un ocho en lugar de una nota más alta.

Lo más difícil como corto de una materia final universitaria, fue llegar a la entrega. Pero lo más difícil sacando eso, para mi, fue el tener que ir reconociendo todos los movimientos, de que manera los quería y no quería que fueran, ser fiel a la historia ante toda corrección (de planos, timing, etc), así qué descubrir el cronómetro para timing fue esencial, y aprender un programa medio complejo como es el Aura.

¿Cómo trabajas el timing?

Conseguí un cronómetro para controlar el timing de los movimientos, cuantos segundos y cuadros se mueve tal parte, o caminan tanto tiempo. Lo que tenia que ir haciendo, era actuar cada movimiento de la grúa o la jirafa, con la mano, el cuerpo, el cuello, etc., y tomarme tiempos. Y como el cronómetro tiene una opción para controlar vueltas (en realidad es para corredores, no tiene Timecode, sino HHMMSS) y yo en lugar de separar vueltas, separaba movimientos.

¿Algún recuerdo especial del maestro Sáenz Valiente?


Un buen consejo que me dio Sáenz y que me sirvió muchísimo, “no cerrar el día de trabajo con una secuencia terminada”.  Porque cuesta muchísimo volver a sentarse. Así que se debe terminar el día, con una secuencia por la mitad. Porque la fuerza de querer cerrarlo casi te obliga a sentarte para seguir al otro día. Parece una tontería, pero creo que sin eso no hubiera llegado a fin de año.

¿Por qué escogiste el AURA como herramienta de trabajo para realizar tu corto?

Me encanta el 2d digital.  La cosa del 2d digital es que trabaja igual que el 2d, sólo que no se tiene que gastar papel (eso ya de por si es algo bueno), y es muy rápido para borrar o muy práctico para trabajar con capas. Y el 2d es lo que más me gusta, creo que por poder ver el trazo de la persona que creo eso. Me encanta la animación que uno puede leer los trazos, la parte humana.  Es como Dr. Katz cuando tiembla, o Creature Comforts cuando el diálogo es interrumpido por toses o acciones naturales que me parece perfecto que dejen todo tal cual la persona habló.

El Aura es fantástico para dibujo 2d digital, puedes empezar el proyecto ahí y terminarlo ahí, sin intermediar con ningún otro software. Ahora el VT Paint animation que es la última versión del VT paint (el Aura es la versión 6 del VT paint, luego viene el Mirage es la v7 y este VT paint animation es la 8) viene con unas cuantas buenas mejoras... Aunque no lo pude probar a fondo todavía. El único tema del Aura es el sonido, pero bueno, no hay ningún nivel de edición de sonido en aura, solo importar exportar y correr en la timeline, nada más.

Me parece que eso es lo bueno de la animación. Uno puede hacer cosas únicamente con una computadora, una tableta, y una buena idea o una idea de la cual uno esta enamorado.

Ambas cosas creo que no se separan, creo que la humanidad de las huellas de la plastilina tanto como el comportamiento del personaje es muy importante. Y es lo que más valoro. No creo importante que la técnica sea perfecta, o que halla que "saber" dibujar. Sino mirá a Don Hertzfeldt. Hace animaciones con palotes, pero tiene buenas ideas, y sabe animar.

Creo que esta el mito ese dando vueltas por la cabeza de todos, de que animar es saber dibujar, o esta bastante relacionado con saber dibujar bien y no tiene nada que ver.

Las pruebas están ahí, Don Hertzfeldt y yo, je j eje.

Háblanos de tus influencias en animación.

Me gusta mucho los productos honestos. Como Dr. Katz, Creature Comforts
cualquier producto que se vea algo humano detrás, y que te emocione sinceramente
O cuando uno ve las películas de Miyasaki, o los personajes que crea.

Hay un animador japonés que la verdad me parece increíble como trabaja, las historias, los silencios. Todo. Se llama Shigeru Tamura. Lo conocí acá por Locomotion (ahora no existe más ese canal) con "Phantasmagoria". Es increíble. Imaginó un mundo hermoso. Y te lo muestra en capítulos de 5 minutos. Y la obra se ve media pixelada, pero es que es así… y los dibujos son muy simples, al igual que la trama. Pero tiene una atmósfera... tan... uno se deja llevar sin ningún problema, y quiere que nunca se acabe.

¿En tu caso, te consideras más realizador de películas animadas que animador solitario?

No sé cuales son bien las diferencias entre animador y realizador... creo que un animador debe hacer todos los pasos. Eso seria lo mejor. Pensar la idea, dibujarla, animarla, todo. Eso creo que es lo que hago.

No se como se llamaría, pero es lo que mas me gusta hacer. Pensar ideas de las cuales me enamoro, dibujarla (¡¡mil veces!!), animarla, armar la música con mi padre, y que lo pueda ver la gente.

A propósito de tu padre, ¿Qué papel ha jugado tu familia, novia y amigos en todo este 
       proceso?

Fue de mucha ayuda mi compañera / novia Ana. Ella me ayudó muchísimo en ese entonces y me sigue ayudando...!

Lo mejor fue cuando mi padre se ofreció para armar la música.  Él es músico desde hace mucho, mucho, tiempo, tiene grandes estudios, pero nunca se dedicó a vivir de eso por otros temas. La cosa es que cuando lo escuché mientras él tocaba mientras veía la animación, fue increíble.  Y la primera vez que lo pude ver terminado, pues se me escaparon un buen par de lagrimones.

Mi familia me ayudó muco en esto. Creo que si, creo que el nivel de formación cultural que me dió mi familia en mi crecimiento, fue totalmente esencial.

¿La animación representa para usted un medio de vida o un medio de expresión artística
   personal?

¡Por ahora es un medio de expresión artística personal, pero no tengo ningún problema con que con el tiempo, se vuelva un medio de vida!  ¡Ojalá que así sea...!

Me acuerdo cuando en el último BAFICI pude ver a Paul Driessen y contaba como iba de festival a festival presentando sus cosas, y como fue animando primero y después con todo el rollo con la National Filmboard of Canada. Bueno, que bien que le fue en todo, que puede hacer sus animaciones, vivir de eso, y viajar por el mundo con eso.

Creo que me encantaría desarrollarme como animador. Pero el campo laboral aquí es casi puramente Flash en 2d, o sino es 3d. Así que no veo algún hueco para mí allí. Y no es que tenga algo contra el Flash, pero la idea del rayón, el dedo en la plastilina, y demás no veo que vaya muy de la mano del vectorizado… y no me siento para nada como en el mundo donde uno tira una línea y automáticamente el Flash tiene la opción de "emprolijarla", (suavizarla, realzarla)  mmm… no me gusta para nada.

Así que si sigo enviando a festivales, y llega a haber un mayor reconocimiento en La Grúa y La Jirafa y futuras animaciones, creo que puede llegar a vivirse más o menos tirando, con los premios internacionales.

Cuéntenos acerca de esta experiencia suya con los festivales.

Todo el gasto de promoción, envíos… todo está a cargo mío y de la ayuda que a veces pueden darme mis padres cuando estoy sin dinero. Toda promoción hasta ahora fue así. Incluido gastos de envío, copias, posters, todo.

Y desde abril que terminé bien, bien la animación, hasta ahora, fue cuando empecé a enviar a festivales.

El primer festival que envié fue al de Mar del Plata (antes de que esté terminada) y como me dijeron que se podía enviar y que si entraba se podía seguir trabajando la animación, la envié, y la bocharon (rechazaron). Ese mismo día un amigo me contó que recibían material en el BAFICI,  y la misma copia que me bocharon (rechazaron)  y fui a buscar, la deje en el BAFICI. Y ahí entré, y me recibieron muy bien. Fue buenísimo porque el primer festival ya era uno importante. Y bueno de ahí en más, fue: casi todos los días, buscar festivales, armar sobres, copiar dvds, ir al correo, y así.

Y ahora, con el dinero de los premios, es como que es raro, porque entiendo que si sigo esforzándome, puedo vivir con esto.

¿Vivir de festivales?

Sobre todo cuando se paga en euros o dólares! Aquí 1 euro son 4 pesos, y 1 dolar 3 pesos. Es decir, que para un premio europeo simple que son unos 300 euros (como el de Microcurt) para mí fueron casi 1000 pesos. Y eso es un sueldo bastante bueno aquí en Argentina. Quiero decir, que me parece que si uno se esfuerza con esto de los festivales, se puede vivir haciendo animaciones.

No abundan en forma local, pero internacionalmente, hay bastantes que dan premios en metálico,  ¡Creo que es una buena manera de mantenerse y vivir!

Mandando sobres también uno va entendiendo como se manejan y las escalas de los festivales.  Están los chantas (vivos, como que no me parece muy bien que lo hagan) que te quieren cobrar, después están los gigantes como Toronto (que el problema que veo allí es que abundan buenas ideas, y le ponen el ojo a que la técnica sea mas que perfecta), y los medianos como puede ser Unifest de España, y los chicos locales en los chicos locales se ven cosas muy buenas. En el festival de Escobar pude descubrir animaciones muy honestas, y gente muy  buena. Claro que también hay algunas cosas que fallan bastante creo, pero bueno, hay de todo.

 ¿Cómo se la arregla  Bellini animador, entre premio y premio?

Trabajo pasando vhs a dvd, armando pistas de sonido para cantantes, o grabando sonido para cortos, o proyectos musicales/audiovisuales. Por ahora, con eso me iba manteniendo.
Por el lado de como se puede vivir en Argentina adaptándose,  encontramos una solución con dos amigos, (con los cuales tenemos un proyecto musical) que fue armar una productora de audio y en caso de que se presente un cliente audiovisual. Y hasta ahora con eso venimos también tirando bien. Pudimos conseguir un buen primer cliente, y eso nos abrió bastante las puertas. Nos llegó el comentario de que Unicef argentina y una organización "Mil Milenios de Paz" estaba por sacar un cd de música infantil.

La cosa es que armamos unas canciones, y les gustaron. Y bueno, nos encargaron el proyecto. Fue arduo también, pero yo estaba solamente como ingeniero de sonido y arreglador.

La composición fue a cargo de otro chico (Juan Allaria) y Emmanuel filomena se encargaba un poco de todo, también arreglador músico. Y bueno, tuvimos que hacer las canciones (las letras nos la daba Unicef, y fueron escritas por chicos de latinoamerica), grabarlas, mezclarlas, mastering, y encargarnos de las 2000 copias.  ¡Fue mucho esfuerzo!
Y con esto ahora salió la presentación en vivo en la Biblioteca Nacional del Disco, tocando las canciones (yo toco el bajo eléctrico y algo de piano) y bueno, salieron muchas ofertas para presentar esa música en otros festivales infantiles, o para grabar cosas.

Justamente ahora estamos terminando la música para una obra de teatro infantil a presentarse a fin de año. Esta quedando linda.

¿Qué sigue luego de "La Grúa y la Jirafa"?

Ya tengo una idea para la próxima animación. Una idea de la cual estoy muy enamorado. ¡Por suerte!

Y tiene que ver con aves y aviones de papel, un chico, y una chica. Esta medio en storyboard la cosa, pero me esta gustando. Hablé con Gonzalo (profesor de la cátedra de Sáenz Valiente) y le comenté algo, y le gustó, me dijo que no tenía ningún inconveniente en que le vaya enviando las novedades del proyecto. Así que eso es muy bueno para ambos.

Seguir bajo la tutela aunque Sáenz ya no este más acá.

¿Algún consejo para los jóvenes animadores como usted?

¿Consejos a jóvenes animadores?  ¡Yo me considero un joven animador! Esta es mi primera animación, así que lo que aconsejo es lean y dibujen y hagan cuanto puedan para seguir practicando, y busquen ideas de las cuales uno se enamore, de algún gesto de algún personaje, o cosas, y anoten todo. Y luego de a poco la cosa va decantando y va saliendo. Es mucho esfuerzo pero vale totalmente la pena y noches de dibujar y dibujar. ¡Y a la gente que no animó, le digo que se anime! que solo hay que entender que animar no es saber dibujar bien.

Cualquiera con algo de base y sobre todo una idea interesante puede armar una animación. Busquen ideas, están por ahí, hay que salir y buscarlas, nada mas que eso.

¡Y aunque sea un poco cursi, la verdad es que realmente creo eso!


Entrevista por: Edwing Solórzano

realizador argentino
imagen del cortometraje
imagen del cortometraje
...La imagen es una foto de una compañía suiza que se dedica a reparar barcos... al dueño de esta compañía se le ocurrió pintar sus grúas como jirafas. Pensé: “Bueno, al menos no va a ser algo que la gente no pueda identificar…”
Vlamidir Bellini en su lugar de trabajo.
Recibir mas información: