INGRESAR o REGISTRARSE
X
PARA APLICAR AL DESCUENTO
Continuar con Gmail
USAR O CREAR CUENTA LOOP
Ingresar
¿Olvidó su contraseña?

Registrarme
Enviar
Enviar
Regresar
Reseña de "Wira y Taksa: Against The Masters of Gravity"
Por Loop Publicado02 SEP 2020

El equipo de 3s Design de Perú lanzó su primer gran juego y aquí les contamos qué nos pareció.

3s Design y su primer

gran proyecto

3s Design es un estudio de Lima, Perú, especializado en animación y desarrollo de videojuegos independietes. Es mayormente reconocido por su primer gran juego Wira y Taksa against the masters of gravity que fue creado por solo dos desarrolladores: Gino Sassarini y Sergio Solano (los dueños de 3s Design), quienes lo produjeron en un lapso de casi tres años.

Wira y Taksa against the masters of gravity es un plataformero caricaturesco en 2.5D (es decir, 2 dimensiones y modelos 3D) con bastantes peligros y obstáculos, donde se alterna entre los protagonistas para llegar al final de los niveles. Taksa, el hermano más pequeño, es más veloz y sirve para hacer los saltos más peligrosas, pero no tiene forma de defenderse; mientras que Wira, el hermano más grande, es más lento, pero lleva un martillo para acabar con todos los enemigos en su camino. Este juego tiene en su centro la mecánica de cambiar de gravedad para darle elementos de rompecabeza (o puzzle) a los niveles. No obstante, lo que separa a este juego de los demás plataformeros es la música andina, los diálogos en quechua y la brutal falta de misericordia.

Habiendo descargado el demo, y como un fan enorme de los plataformeros desde muy pequeño, pasé los niveles que estaban disponibles y encontré lo bueno, lo bello, lo malo y lo feo de este juego.

Wira y Taksa entrando a la casa de su maestro. Animación dentro del juego, creado por 3s Design (2020)
Captura del demo, Wira y Taksa against the masters of gravity, desarrollado por 3s Design (2020)
Lo bueno, lo bello,

lo malo, lo feo

Lo bueno. Los diseños de los personajes, el mundo y la iluminación dentro del juego se ven hermosos y le dan una personalidad distintiva. La mecánica de gravedad, aunque no es nueva, es bastante divertida de dominar y se nota que los desarrolladores pusieron empeño en crear acertijos divertidos con esta mecánica en mente.

Lo bello. La música verdaderamente es la que hace a este juego, en mi opinión. La flautas de viento traen a la mente el alma peruana y le da un aire alegre cuando se junta con los tiernos diseños de Wira y Taksa. Pero lo que realmente me encanta es que las voces estén todas grabadas en quechua. ¿Cuándo se ve un juego en una lengua indígena? Solo espero que esta dinámica pudiera ser más recurrente en otros juegos, ya que es una identidad del multiculturalismo latinoamericano que no se ve en la industria de los videojuegos.

Lo malo. Aunque este juego tenga un aspecto alegre y amigable, es todo menos eso. Las cierras, pilares y puntillas matan al instante con el toque del más pequeño pixel. Los bichos pueden hacer una enorme cantidad de daño en muy poco tiempo, ya que no hay invencibilidad después de recibir un golpe, y los enemigos diminutos no sobresalen del escenario, incluso parecen estar escondidos de manera deliberada detrás de la hierba decorativa del primer plano. Más de una vez me vi cayendo a una plataforma para que un enemigo saliera de la nada y me quitara la vida entera, mientras intentaba cambiar de personaje y pegarle, que por cierto toma bastante tiempo. Y para un juego cuya mecánica básica es saltar del piso al techo, muchas veces hay que hacer saltos de fe y esperar no caer en una cierra asesina. Este juego no es fácil; el reto y la dificultad son pilares de los plataformeros, pero en este caso se sintió más como una dificultad injusta a la que hay que acoplarse.

Lo feo. Sé que antes dije que la música era de lo mejor, pero el sonido de este juego es horrendo. Las voces están a un volumen mucho más alto que el resto, casi como si estuvieran a 150% mientras el resto del juego está a  60% (y no, no hay forma de ajustarlo). Los efectos sonoros tienen bugs: hay momentos en que los sonidos de pilares golpeando suenan repetidamente y muy rápido cuando los pilares caen a un ritmo nomral; y le hace falta sonido a algunas cosas que aparecen en pantalla. Además, las secuencias animadas no se ven tan bonitas como el gameplay. Solo la primera está con sonido, mientras que el resto de las secuencias del juego están en completo silencio. No sé si esto sea solo un problema del demo y no del juego completo, pero ojalá no sea el caso. 

Finalmente, Wira y Taksa against the masters of gravity es un proyecto peruano con mucho corazón en su interior, pero que lastimosamente aún le hace falta varios reparos para llegar alto. Está recomenado para que lo consigan en la página de Steam, lo prueben y lo terminen comprando si tienen suficiente paciencia para ver a estos bonitos muñecos morir una y otra vez.

Escrito por: Juan Camilo Gitterle