Loading
   
Loop entrevistó a Juan Mauricio Ruiz y Carlos Osuna, Director y Productor de la película colombiana Gordo, Calvo y bajito, reestrenada el 3 de Julio en nuestro país.

loop: ¿De dónde surgió la idea de la historia? ¿Es autobiográfica?

Carlos: Si, la idea es autobiográfica parcialmente. De adolescente me encontré con el problema de definirme para resaltar en el grupo. Yo estudiaba en un colegio católico de clase media bogotana y era un estudiante que no resaltaba por nada. Entonces quise agarrarme de algo para destacarme. Me di cuenta que no había un rockero en el salón de clase y entonces asumí ese rol. Me dejé crecer el pelo, compré camisetas de bandas de rock y... de repente era “alguien”. Un año más tarde entró a un curso superior un nuevo estudiante que era rockero como yo, pero que además era físicamente muy parecido a mi. Rápidamente yo dejé de ser el rockero para convertirme en el parecido al otro, en la copia, en una especie de mascota. Esa experiencia adolescente que tuve me formulo la pregunta de cómo nos definimos a partir de cómo percibimos que somos vistos por los otros. Decidí entonces tratar de llevar esa anécdota a una etapa más adulta pues creo que ese cuestionamiento nunca se resuelve.

loop: Como productor y director, ¿cuáles son sus carreras y de qué manera su profesión los llevó a hacer esta película?

Juan: Yo soy filósofo de la Universidad Nacional. Esta carrera me ayudó a alimentar la pasión por escribir. En Gordo, calvo y bajito Carlos Osuna y yo somos co-guionistas . Por otra parte, antes de trabajar en producción audiovisual había estado detrás de la producción de varios eventos académicos internacionales de Ciencias Sociales. Estos dos aspectos relacionados con mi profesión me permitieron sumar la experiencia necesaria para escribir y producir la película.

loop: ¿Porqué hacer la historia en animación rotoscopiada y no en imagen real? Al fin y al cabo "Gordo, calvo y bajito" es una historia cotidiana, que no tiene elementos fantásticos...

Carlos: La animación en este caso busca hacer un retrato lo más realista posible de la psicología del personaje. Hace una síntesis de su gestualidad. Usé la animación para eso. Los personajes son muy simples, muy básicos, lo cual genera una especie de abstracción. Si las personas juegan el juego estético que propongo, rápidamente se olvidan de los dibujos generando un diálogo con el interior de los personajes.

Juan: Creo que en Gordo, calvo y bajito utilizar animación rotoscopiada sirvió para explotar muy bien la sensibilidad visual del director. Esto puede descubrirse por ejemplo en la manera en que el uso del color, la simplificación de los rasgos de los personajes, o el uso de imágenes sencillamente bellas y alucinantes a la vista, permitieron transmitir profundas emociones al espectador. Todos estos elementos habrían sido imposibles de explotar haciendo uso de imagen real. Desde una perspectiva de producción, el uso de la animación nos permitió un gran control del proceso desde el principio hasta el final. Ciertamente, siempre estuvo a nuestro al alcance sumar, modificar, o quitar elementos de la película si así se consideraba necesario.

loop: Algunos animadores radicales dicen que la Rotoscopia no es animación. ¿Qué piensan de eso?

Carlos: Que no me interesa lo que piensan esos animadores radicales. Juan: No estoy de acuerdo con esta posición. Si bien una animación por rotoscopia podría quedarse en un simple calco de la imagen real, no hay que perder de vista que esta técnica también permite intervenir y redescubrir esta imagen hasta llegar a algo completamente nuevo. En este sentido, sacar provecho del potencial de animación que tiene la rotoscopia depende más bien de la imaginación del animador. No es un problema de la técnica como tal.

loop: ¿Porqué el dibujo es tan suelto, tan bocetado? A la gente que espera ver un trazo más preciso, más elaborado, ¿que les pueden decir?

Carlos: Me parece por como usted formula la pregunta que no le gustaron los dibujos... Creo que la estética de la película va de la mano con la sencillez de la trama y el propósito dramático. Yo veo los dibujos de la película y me parece fascinante como desde su simpleza logran retratar la complejidad de la mente de los personajes. Se que algunas personas se conmueven con el exceso de detalle y el virtuosismo. Eso a mi no me mueve.

Juan: El director buscó trazar los personajes con muy pocos detalles para hacer una abstracción de la realidad y no un simple calco de ella. Esta decisión permitió expresar múltiples cosas a nivel dramático, algo que seguramente Carlos sabrá explicarles mucho mejor. Sin embargo, por fortuna esta simplificación de los personajes resultó también útil en términos de producción. De haber utilizado dibujos más detallados, el proceso de animación obviamente habría tomado mucho más tiempo.

loop: ¿Qué influencia tuvieron películas como "Waking life"; (Richard Linklater) o "Waltz with Bazhir"; (Ari Forlman) en la creación de la película? ¿Creen que haya algún "tema" o "temas" que se pueda contar mejor con rotoscopia?

Carlos: Las de animadas de Linklater no me gustan, sobretodo “A scanner darkly” me parece malísima. “Waltz with Bazhir” es una gran película pero para ser honesto debo decir que mis influencias vienen más del live action. Me gustan mucho las películas de Mike Leigh, Karel Reisz, Aki Kaurismaki, entre muchos otros. Del cine animado me gustan Tamura Shigeru, y Magnus Carlsson.

Juan: Estas películas sirvieron como importantes referencias visuales más no como referencias técnicas. Por otra parte, no creo que haya temas particulares que le vayan mejor a la rotoscopia. No creo que haya una temática especial para la rotoscopia.

loop: ¿Cómo fué la creación del guión?

Carlos: Escribí la sinopsis del guión una noche. Se la mostré a mi socio Juan Mauricio Ruiz y a Carlos Reyes (en Agosto) y les gustó mucho la historia. Entonces los tres escribimos la escaleta y el tratamiento. Luego Juan Mauricio y yo escribimos el guión en sus diferentes etapas. Para hacer los diálogos usamos una grabadora de periodista. Cada uno asumía un personaje y nos poníamos a improvisar. De ahí hicimos una edición de lo que nos parecía mejor y finalmente de los ensayos con los actores salió la versión definitiva del guión.

Juan: La idea de un personaje gordo, calvo y bajito que siempre ha considerado que el mundo no tiene nada bueno para él por su apariencia fue idea de Carlos. Más adelante, después de tener listo el tratamiento de la historia, Carlos y yo comenzamos a jugar improvisando con los personajes para explorar su carácter y encontrar cuál era su forma de expresarse. De ahí dividimos el guión en dos partes para que cada uno dialogara una de ellas. Luego cada uno revisó la parte del otro y continuamos ese proceso sucesivamente hasta que se llegó a una versión unificada. La última versión del guión se logró ya tras los ensayos con los actores quienes hicieron aportes muy importantes.

loop: ¿Visitaron grupos de autoayuda o notarías para crear la historia?

Carlos: Nunca visitamos los grupos de autoayuda pero si había sido abordado en la calle por animosos promotores de este tipo de prácticas. Cuando mostramos la película en el MoMa, un hombre se me acerco y me dijo que él era el director de uno de esos grupos de autoayuda y que le parecía que habíamos hecho un muy buen trabajo. Me dijo que se sentía la incomodidad de los participantes y que el director del grupo (Elkin Diaz) le recordaba a él mismo. Hablé con una amiga que es Notaria acerca de las dinámicas de una notaría. Yo no quería ser verosímil del todo, teníamos en la cabeza una idea de una notaría y nos parecía tan real que no nos importaba si la verdad de nuestra cabeza no coincidía con la realidad real. Aun así, visitamos alguna notarias y empezamos a hacer una especie de bestiario de esos lugares.

Juan: No realmente. Aunque en mi caso particular el grupo de autoayuda siempre lo pensé como un hermano mayor de un grupo por el estilo que organizaron los curas del colegio en mis años de adolescencia.

loop: Los diálogos de la película son bastante "Bogotanos" en la forma de hablar, en los chistes. ¿No creen que esto limita la distribución internacional?

Carlos: Pues de pronto, pero qué le vamos a hacer? Así es. Aunque no sobra decir que la película se ha vendido bien. Incluso en un festival en Chicago un hombre me dijo que le parecía increíble como aunque se reconocía Bogotá, él se sentía plenamente identificado con los personajes, espacios y situaciones. Quien hizo la mezcla de sonido de la película es francés y me decía que el mesero era totalmente francés, qué el no creía que así fueran los meseros en Bogotá... Creo que al final lo que hay que hacer es establecer un sistema de costumbres coherente y sincero. Luego se genera la identificación.

Juan: La verdad nunca evitamos que la historia tuviera un carácter muy bogotano. De hecho, considero que esto le da una identidad muy especial a la película. Sin embargo, para nuestra sorpresa, después de mostrar Gordo, calvo y bajito en festivales de países tan diferentes como India, Argentina, Canadá, China, Polonia, y otros, nos pudimos dar cuenta que no solo la historia como tal tenía un toque de universalidad sino también el lenguaje y el humor que utilizamos. De manera que el lenguaje terminó siendo más una fortaleza que un inconveniente para encontrar distribución internacional. Al escoger una notaría como escenario principal de la historia ¿Tenían intención de hablar de la corrupción en Colombia? Queríamos hablar de un lugar donde se registran gran parte de nuestras acciones vitales con total frialdad. Registros de nacimiento, matrimonios, divorcios, actas de defunción, etc... Al ser una notaría colombiana, pudimos hacer una especie de retrato de nuestra idiosincrasia pero no es el tema de la corrupción un eje central de la historia.

loop: Al escoger una notaría como escenario principal de la historia ¿Tenían intención de hablar de la corrupción en Colombia?

Juan: En mi opinión, no directamente. En la película se hace referencia a algunas situaciones de corrupción que hacen más bien parte de la trama general pero que no constituyen una denuncia como tal.

loop: ¿De dónde salió el dinero para la producción de la película?

Carlos: Recibimos un estímulo por parte del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico. Luego nos ganamos el Fonds Sud de Francia. Después obtuvimos dos premios para la finalización de la película en el festival de cine de Guadalajara. Malta Cine puso plata, la productora francesa Cine-Sud Promotion también y contamos con la ayuda de Francisco de Castro quien fue uno de los productores Ejecutivos.

Juan: De un premio de producción de largometrajes del FDC, un estímulo para finalización de largometraje del Fonds sud cinema, unos premios de servicios de posproducción de Guadalaja Construye, inversión privada, donaciones privadas de trabajo y dinero, apoyo de gobiernos internacionales, particularmente de la Embajada de Francia, y aportes de trabajo y dinero de nuestra productora Malta Cine SAS.

loop: ¿Cómo fué el proceso de producción? Ya que esta película tiene como base la grabación de imagen real, se debió parecer mucho a una producción de este tipo...

Carlos: Tuvimos un rodaje normal, con actores, luces, etc.. lo único particular es que cada plano lo filmábamos dos veces. Uno con actores y uno con el espacio vacío. Filmamos pensando en el proceso de animación, eso nos hizo tomar algunas decisiones en cuanto a la fotografía y dirección de arte . Para nosotros fue difícil establecer hasta dónde llegaba la etapa de producción y hasta dónde la de postproducción. Yo creo que tuvimos un rodaje de un año incluyendo el proceso de animación y composición digital.

Juan: Tal cual, tuvimos un rodaje como cualquier otra película. Grabamos en varias locaciones dentro y fuera de Bogotá, en interiores y exteriores, con los respectivos retos que esto representa. Por fortuna, contamos con un grupo de gente muy buena que con mucho cariño trabajó con nosotros durante este proceso de producción.

loop: Los actores que participan con su cuerpo y voz para darle forma a los personajes son bastante famosos en Colombia. ¿Cómo se logra un casting de primera línea como el que uds lograron? ¿Nunca pensaron en actores naturales?

Carlos: Nunca pensé en actores naturales. Al ser los dibujos tan simples, necesitábamos que el gesto en la representación dramática fuera nítido. Cuando escribí la sinopsis pensé que el protagonista debía ser Álvaro Bayona. Por que daba el casting y por que es un gran actor. Le presentamos el proyecto y el aceptó. Sobra decir que no teníamos mucha plata que digamos, lo cual hizo que los actores se sumaran por pura pasión y empatía con el proyecto. Debo decir también que todos ellos a pesar de mi falta de experiencia fueron super humildes, llegaron siempre a tiempo, me escuchaban.. en pocas palabras se dejaron dirigir y se pusieron la camiseta de principiantes también. Realmente fue una experiencia muy bonita.

Juan: Bueno, en primer lugar hicimos una muy buena gestión para lograr conseguir los datos de estos reconocidos actores para contactarlos directamente. Una vez los convencíamos de que nos recibieran en sus casas para hablarles del proyecto en persona, los visitábamos y terminaban enamorados de la historia. Ninguno de ellos dijo que no. Nunca se pensó en utilizar actores naturales.

loop: ¿Cómo organizaron el trabajo de la rotoscopia? ¿Cuánta gente y durante cuánto tiempo elaboraron los dibujos?

Carlos: Yo editaba un grupo de escenas y eso se lo entregaba a un dibujante (o a mi mismo por que yo también dibujé). El diseño de los personajes lo hice rigurosamente de forma que no fuera posible una equivocación. Una vez que los dibujantes entregaban cada escena, se hacía la primera corrección y se pasaba al departamento de color. Ya cuando estaba coloreada la escena se hacía una corrección más y al final del proceso, Adriana Ramirez quien fue la supervisora de dibujo, hizo una corrección final de todas las escenas. Fueron 6 dibujantes, 6 coloristas, 5 correctores de dibujo y un equipo de 5 personas en el trabajo de los fondos. El proceso nos tomó unos 10 meses.

Juan: Carlos editaba las escenas en imagen real y a partir de ahí se distribuían a los dibujantes. Una vez listos los dibujos, pasaban a los coloristas quienes también hacían de una vez corrección de los trazos. Finalmente, los dibujos ya coloreados pasaban a una corrección final. Para los dibujos, se requirieron seis dibujantes y seis coloristas tiempo completo durante cerca de siete meses. Carlos mismo dibujó algunas de las escenas. El proceso de tratamiento de los fondos necesitó también necesitó un número similar de personas.

loop: Además de la gente empleada para el rodaje y la animación, ¿quien más participó?

Carlos: Contamos con el excelente trabajo de Jean-Guy Veran quien hizo la mezcla de sonido. También Chirstian Germain quien hizo los folleys. Andrés Martinez que hizo la premezcla de sonido. La gente de New Art que hizo la corrección de color, Dean English que fue el productor asociado y el equipo de Black Velvet en la prensa.

Juan: También participaron, entre muchos otros, las personas que hicieron la premezcla de sonido en Colombia (Andrés Martínez en los estudios de Llorona Records), la mezcla final y los foleys en París (Estudios Mactari), la corrección de color en México (New Art Digital), las traducciones, las subtitulaciones, los diseños publicitarios, la gestión de prensa (Laboratorios Black Velvet) y la distribución (Cineplex Colombia). También recibimos gran ayuda de nuestro co-productor francés Thierry Lenouvel, de Francisco de Castro, productor ejecutivo de la película, y por supuesto de gran parte de nuestros familiares y amigos.

loop: ¿Fué realizada enteramente en digital? ¿Que software y hardware necesitaron?

Carlos: Es una artesania digital. Rodamos en digital. Editamos usando un computador. Dibujamos usando un programa de animación. Los fondos se hicieron digitalmente.. Usamos un software secreto que se inventó mi abuelita.

Juan: Por ahora no queremos revelar la receta aunque no es que sea complicada de descifrar.

loop: ¿Cómo ha sido la experiencia con festivales y convocatorias de cine? ¿De qué manera estos eventos han contribuido a la producción y comercialización de la película?

Carlos:La película hasta el momento ha estado en más de 30 festivales, entre ellos 3 de los llamados clase A. Tiene programados festivales hasta diciembre de este año. No ha parado de viajar desde que la estrenamos en Biarritz en Septiembre del año pasado. Los festivales sin duda ayudaron a que pudiéramos negociar los territorios que ya se vendieron. Por otro lado, la película ha sido invitada por importantes museos de Arte en el mundo para ser exhibida. Cuando empezamos a hacer el proyecto lo que deseábamos era simplemente hacer una película. Honestamente todo esto de los festivales, premios, ventas y críticas nos tomó por sorpresa.

Juan: Ha sido muy positiva la experiencia de participar en estos eventos pues hemos podido aprender de primera mano una gran cantidad de tejemanejes de la industria del cine tanto a nivel nacional como internacional. Por otra parte, de no haber sido por estas convocatorias la realización de la película habría sido prácticamente imposible. Con respecto a la comercialización, poder viajar a los festivales y mercados cinematográficos ha sido fundamental para ponernos en contacto con distribuidores, agentes de ventas y co-productores.

loop: ¿Cómo fué la creación de la música? Ya que Carlos Osuna, director de la película ha compuesto piezas musicales, ¿cómo intervino en la creación de la banda sonora?

Carlos: Hay una historia alrededor de eso. Yo estaba trabajando en una pieza de la banda sonora. Era como de 10 minutos; la estaba haciendo con un computador portatil. Ya estaba casi lista y gracias a mi torpeza, en uno de mis movimientos acrobáticos, sin querer, hice que el computador se cayera al piso. El disco duro se dañó y se perdió esa pista de la banda sonora. Entonces decidí que no iba a hacer ni una sola pista de la banda sonora. Antes yo hacía música con un par de amigos, Alejandro Quintero y Leonardo Bohórquez. Teníamos una banda que tocaba por ahí de vez en cuando, hicimos un par de discos. Son mis amigos y habíamos hecho música juntos entonces entendían muy bien cuales eran mis intenciones cuando les mostraba las escenas. La comunicación fue muy buena y creo que el resultado es muy especial. La primera idea era que a Antonio Farfán (el protagonista) le gustaba la música ambiental (la que suena en melodía estereo), lo que hicieron Alejo y Leo fue reinterpretar la estética de esa música para apoyar las intensidades dramáticas de la película. A quienes les haya gustado la banda sonora los invito a descargarla gratuitamente en: www.gordocalvoybajito.com

loop: ¿Qué tipo de público esperan que vaya a las salas? La animación para adultos no es algo común en Colombia...

Carlos: Esperamos que la película encuentre su nicho. No es una película de millones de espectadores pero creo firmemente que encontrará su lugar, su grupo humano que la aprecie en las salas comerciales.

loop: ¿Qué reacción han recibido de los espectadores? Digamos que no es una película especialmente polémica o arriesgada...

Carlos: Yo creo que si es una película arriesgada. De hecho creo que es muy arriesgada justamente por su sencillez y honestidad. Qué es ser arriesgado? La lectura más simple de mi película es que es una comedia sobre un pobre gordo pendejo. Pero no estoy de acuerdo con esa lectura. Yo quería retratar con ternura un pequeño movimiento al interior del personaje principal. No es excluyente el drama, por el contrario, busco que las personas así no sean ni gordas, ni calvas ni bajitas se sientan identificadas con Antonio. Lo arriesgado de mi película es la perspectiva, la cercanía, el tono y la propuesta estética.. Hemos recibido muy buenos comentarios y también muy malos. Pero creo que el balance es altamente positivo. La crítica especializada la ha acogido muy bien y ha tenido un circuito de festivales muy importante. El público en las salas en la medida de lo posible ha ido a verla y la ha disfrutado o la ha odiado. Cuando lo que uno hace le gusta a todo el mundo es por que está haciendo las cosas muy mal.

Juan: La reacción de los espectadores tanto en festivales como en teatros ha sido muy positiva. Algunos de enamoran de la música, otros de los diálogos, de la propuesta visual o se sienten plenamente identificados con el drama de Antonio Farfán, el héroe de esta historia. En la medida que la mayoría de espectadores acogen la historia de Antonio con cariño, estaría de acuerdo en que la película no es polémica. Nunca tuvo esa pretensión. Ahora bien, que la película no sea arriesgada es algo que difícilmente podría compartir. La propuesta visual es algo bastante diferente incluso dentro del mismo género de la animación. El tipo de música que aparece a lo largo de Gordo, calvo y bajito también se aleja bastante de lo convencional sobre todo si se tiene en cuenta que en Colombia las películas independientes suelen utilizar música muy arraigada en nuestras tradiciones culturales, así sea compuesta desde perspectivas más actuales. La historia misma, si bien no es polémica ni busca serlo, es arriesgada en la medida en que aparece en un contexto en que temas como la violencia y el retrato de lugares y expresiones culturales muy particulares del país, inicialmente polémicos y/o arriesgados, se han vuelto habituales en las producciones colombianas independientes. Por último, la decisión misma de trabajar con actores profesionales reconocidos por su trabajo en televisión es arriesgada en un medio que en ocasiones los desdeña gratuitamente y juzga apresuradamente a las películas que deciden trabajar con ellos. Uno de los aciertos más grandes de la película fue haber contado con el apoyo y la determinación de este grupo de actores.

loop: ¿Qué nuevos proyectos vienen ahora para Malta Cine?

Carlos: Estamos trabajando en un largometraje que se va a llamara “Los amigos enemigos”. Es una historia igual de simple con un tono muy similar. Si les gustó “Gordo, Calvo y Bajito”, les va a gustar esta, si no... pues mejor no vayan a sufrir!

Juan: Tenemos varios proyectos de largometraje en proceso. El más avanzado es Los Amigos Enemigos, ganador del estímulo para escritura de guión del FDC y seleccionado en el Encuentro de Productores del Festival de Cine de Cartagena. En este momento nos encontramos gestionando la financiación de los mismos.

loop: ¿Que errores cometieron que le recomendarían a otras personas que quieran hacer un largometraje animado en Colombia o Latinoamérica no volver a cometer?

Carlos: Creo que un error pudo haber sido no entender los tiempos de la película cuando se saca al mercado. Hay que tener cuidado con no sobre-exponer e material y cuando aparezca una buena opción de compra firmar sin analizar demasiado.

Juan: Ciertamente, el proceso estuvo lleno de errores y aciertos. Del aprendizaje que quedó después, tal vez recomendaría a aquellas personas que presentan sus proyectos a una convocatoria para hacer su primer largo de animación o de ficción que hagan revisar sus presupuestos por un productor profesional. Si llegan a ganar el premio, estos presupuestos serán una camisa de fuerza. Un presupuesto muy bien ajustado les puede facilitar mucho la vida. Para aquellos que estén interesados en hacer un largometraje animado para promocionarlo más como uno de ficción que de animación, les recomendaría centrarse más en la originalidad de la propuesta visual que en el aspecto técnico a la hora de presentarlo a distribuidores, agentes de ventas, co-productores o programadores de festivales. En mi experiencia, ellos suelen entusiasmarse en el atractivo de la propuesta como un todo y no tanto en la especificidad técnica del asunto. De hecho, los proyectos de animación suelen asustar en el círculo de cine de ficción porque por lo general se les asocia un costo económico muy alto. Por eso resulta conveniente presentarlos desde otro punto de vista.

loop: ¿Qué se necesita para ser feliz en la vida? ¿Solamente vencer la timidez?

Carlos: No tengo la menor de idea de qué se necesita en la vida para ser feliz. Pero creo que la timidez no hay que vencerla. Lo dice un tímido empedernido.

Juan: Uy, ahí sí ni idea. Pero creo que si tuviera una respuesta estaría más cerca de las pastillas que de los grupos de autoayuda.

Entrevista por: Oscar Andrade
Montaje web: Humberto Artunduaga


Enlaces relacionados:

La pelicula Gordo, Calvo y Bajito en Proimagenes

Sitio Oficial Malta Cine http://maltacine.blogspot.com/

Carlos Osuna
Juan Mauricio Ruiz
Rodaje
Rodaje
Rodaje
Rodaje
Rodaje
Rodaje
Rodaje
Rodaje
Rodaje

Usted no ha ingresado al sistema como usuario registrado, sin embargo puede hacer un comentario. (Para ingresar haga click aqu�)
 
Comentario
 
Calificación
1 2 3 4 5
 
nombre
 
e-mail
 

No hay comentarios todavía. Sea el primero en expresar su opinión!
 
Loop